En plena campaña el oficialismo busca emprolijar y reordenar su escenario

No terminaron de salir a la calle todos los candidatos que se ofrecen a solucionar los problemas de los marplatenses, sin embargo hay otros que ya probaron en escenario público o mediático casi todo lo que están dispuestos a jugar.

por Gerardo Gómez Muñoz

Al lanzar su campaña, hace una semana Acción Marplatense, mostró su ordenada organización y ahora está inundando la televisión y numerosas brigadas ofrecen material propagandístico y hasta padrones para la consulta del público en distintos barrios. La Unión-Pro primereó con una exhibición de la capacidad económica de su líder Francisco de Narváez que no le dejó siquiera una foto a su segundo Felipe Solá ni a sus nominados para concejalías. El oficialismo peronista-kirchnerista ya trajo a sus primeras figuras de gobierno y a las partidarias exhibiendo una peligrosa falta de entusiasmo, levantado ahora por la convocatoria de Carlos Cheppi. La Unión Cívica Radical volvió a presentar el viernes a Ricardo Alfonsín para respaldar el crecimiento de la lista que encabeza Vilma Baragiola.

Entretanto "lilitos", "margaritos" y socialistas (ex populares) sufren la soledad derivada del desacuerdo con los radicales para formar el Acuerdo Cívico y Social y parecería que las respectivas conducciones nacionales le están cobrando ese fracaso.Y es evidente que el Socialismo Marplatense (ex Socialismo Democrático) está viviendo una revitalización de su mítico local partidario de la calle Rivadavia. También reapareció con nuevos ánimos y una novedosa promoción partidaria callejera, directamente con el vecino, previo reparto de trozos parejitos de torta para simbolizar la pelea por la distribución igualitaria por parte de Eduardo Romanín y de los otros integrantes del acuerdo del PaSo que suma al P.S.A. y a sectores despegados del ARI y Nuevo Encuentro. Y entre las figuras conocidas vuelve a la pelea por una banca y por derecha como siempre el doctor Fernando Arroyo, aunque componiendo esta vez un entendimiento con diversos sectores.

Con Cheppi es distinto

Es imposible no advertir el divorcio que se ahondaba día a día entre agrupaciones, sellos y referentes del kirchnerismo local, incluida la conducción del PJ. Bastaba observar las escuálidas movilizaciones que apenas si le dieron un marco muy pobre a la reciente venida de la presidenta Cristina y los disensos formulados en asambleas no muy numerosas -inclusive por irrepresentativos extrapartidarios presentes- contra el acuerdo largo y trabajoso logrado por Daniel Scioli y Néstor Kirchner con Gustavo Pulti. Y no se cuestionaba lo acordado sino el no haber logrado figuración en lista alguna.

El lúcido y combativo diputado nacional Edgardo Depetris, manifestó su extrañeza y disgusto porque "los compañeros de Mar del Plata no pudieron llenar un salón de 300 personas", pero no quiso salirse del "off the record". Habría que agregar que aún hubieran sido menos los concurrentes de no mediar los dos colectivos de gente aportados por Carlos Sepúlveda, hombre más cercano a Tato Serebrinsky que a los convocantes.

Más militantes se logró trasladar, cuando vino Néstor Kirchner, al astillero de Horacio Tettamanti, a la Pesquera Solimeno y al barrio Belisario Roldán donde se construyen las viviendas del Plan Dignidad. Aunque tampoco dio como para que referentes, jefes y conductores se pudieran dar corte, pese a los esfuerzos de un grupito por corear cierto nombre que no era el de Néstor.

Pero el sábado la convocatoria de Carlos Cheppi dio la sorpresa que a la mayoría llenó de satisfacción, aunque no faltaron los que paraban la oreja inquietos. Luego en el cuchicheo cafeteril se discurría -el secretario de Estado ratificó que vuelve a radicarse en su ciudad natal- y no caben dudas que el acto tuvo ribetes de lanzamiento político. Muchos razonaban que "nos está faltando una figura superadora y convocante". Otro detalle no pequeño y recogido por algunos fue el aplauso generalizado cuando le dedicó un parrafito a "la necesidad de renovar el peronismo para que vuelva a estar a la altura de los requerimientos de los compañeros y de lo que la ciudad reclama de los dirigentes". Pero se cuidó de no atentar contra la unidad que requiere el momento preelectoral, cuando puntualizó que aquélla es una tarea para después de las elecciones porque éstas exigen la militancia y el trabajo de todos pues es esencial triunfar el 28".

Hacía demasiado tiempo que no se veía un encuentro con representaciones de todos los sectores internos, barriales, funcionarios, concejales, legisladores. Figuras como el propio intendente Gustavo Pulti, acompañado del concejal Martín Aiello y de la candidata Débora Marrero, brindó un mensaje-convocatoria al trabajo de todas las dirigencias y de todos los partidos en unidad por Mar del Plata y sus habitantes. Estaban los diputados nacionales Adela Segarra y Tato Serebrinsky, el provincial Daniel Rodríguez (Garivoto, no), los concejales Verónica Beresiarte, Viviana Roca, Carlos Filippini, Juan D.Fernández y Diego Garciarena. Se vio, también, a figuras extrapartidarias como Juan P. Malagutti, Jorgelina Porta, Eduardo Romanín, Carlos Sepúlveda. Sindicalistas como Daniel Barragán, Raúl Calamante y Jorge Trujillo. Funcionarios-militantes como Alejandra Urdampilleta, Miguel Bartolucci, el presidente del PJ Juan Novero, el ex presidente Rodolfo Worschitz, el titular del Anses, Amado Boudou. Nombre éste que viene sonando como el de Cheppi por la compartida condición de marplatenses ya instalados mediáticamente, pero a la vez imágenes nuevas para hablar de recambios en un ámbito como el del justicialismo local en crisis que tiene jóvenes valiosos pero aún carentes de conducción.

Imposible hacer una reseña de los centenares de asistentes, pero suficiente para testimoniar la expectativa despertada por la simple puesta en actividad de un local de una agrupación interna, IPF, en Luro 4524.

Radicales con todo

No es solamente la avasallante Vilma Baragiola quien rema en la UCR convencido de que pelean por la victoria. Por eso estuvo el viernes Ricardo Alfonsín para atizar aún más el fuego de los militantes y estrechar relaciones con diversos sectores. Son muchos los que se suman y los que aportan. Ese sentido se le dio a la muy grave denuncia formulada por el concejal Carlos Katz -sumado junto con Tony Constantino a la campaña- por lo que puede contribuir al desgaste de la alta cotización de la gestión del intendente Pulti. Es que resulta inconcebible la anomalía que está sucediendo en la Casa de Mar del Plata en Buenos Aires. No hay compromiso político que valga para desviar la mirada o demorar la reparación debida ante la virtual ausencia de los titulares de esa repartición municipal que en Buenos Aires debe atender a 130 mil contribuyentes y promover a nuestra ciudad. Carlos Katz denunció en plena sesión del HCD que a través de presentaciones efectuadas por vecinos supo que la titular -altísimo sueldo- no asiste más a su lugar de trabajo desde hace tiempo y que el segundo -sueldo un poquitín menos abultado- tampoco es hallable en su puesto. En pleno Concejo los ediles hicieron las pruebas y comprobaron a través de las respuestas del personal las anomalías existentes. Ahora, según versiones, la titular habría renunciado hace un tiempo, pero de su costoso segundo, no hay siquiera versiones sino certeza, como en el caso de su jefa, sobre su no asistencia al puesto de trabajo o de cobro puntualmente mensual. Ninguna información oficial y peor, aparente desconocimiento absoluto de la gravosa irregularidad. Las versiones y datos sobre ella ya eran motivo de inquietud periodística, lanzadas hace semanas al aire de la AM 1620.

En cambio poco puede contribuir a la campaña de Baragiola que Ricardo Alfonsín crea que puede "limarlo" a Pulti si le lanza descalificaciones que exceden lo político como las formuladas porque el intendente hizo un acuerdo con el gobierno. Los exabruptos del hijo del ex presidente alcanzaron también a los encuestadores, así en general, porque sus mediciones estarían arregladas. El problema hasta ahora comprobable es que las encuestas de los más reconocidos, serios y respetables profesionales son bastante coincidentes en sus números y que no conforman las apetencias del dirigente. Para verificar la credibilidad basta con recurrir a los archivos periodísticos y se comprobará cómo muchos de ellos miden elección tras elección con más aciertos que errores y no denunció nunca un trabajo bastardeado.

Proselitismo ¿a cualquier costo?

El ex cura Luis María Ocampo presentado como nueva figura política llegó el domingo a un límite al que muy pocos políticos viejos se atreverían. El día 7 de cada mes es en cada iglesia bajo el patrocinio de San Cayetano, protector del trabajo, ocasión de concurrencia de muchos fieles. Lugar justo para la venta de cualquier baratija seudo religiosa, hasta ahora no se conocía que fueran allí candidatos políticos a vender las suyas. Pues, Ocampo sí fue este domingo y ¡oh!, casualidad, estaba también lleno de fotógrafos. El lunes no había medio gráfico ni sitio de noticias que no presentase una foto distinta saludando a los fieles...¿O habrá ido a rezar para que no le falte dinero a su jefe político Francisco de Narváez que, justo este domingo, fue denunciado periodísticamente que en los últimos 5 años su dineral aumentó el 900 por ciento sin que pudiese contestar hasta ahora a los organismos competentes cómo lo logró?

¿División de aguas?

Un clima tenso que podría derivar en una división de aguas se estaría produciendo en el seno de la Concertación. Allí comenzaron a evidenciarse diferencias entre el kirchnerismo "al mango" jugado por Tato Serebrinsky y la "media agua", con corte de boleta, anunciado periodísticamente por el concejal Diego Garciarena que adelantó su opción por los concejales socialistas. El sábado se lo vio al diputado nacional compartiendo una reunión, por el reencuentro, con grupos que se le habían distanciado para, aparentemente, conseguir respaldo en sus posiciones de expresa fidelidad oficialista. Los concejales del bloque por su parte mantuvieron ayer un conciliábulo a puertas cerradas en dependencias del Concejo. Resuelto a no dar importancia al disenso -descuenta que Juan D.Fernández coincidirá con él- Tato programa con dirigentes de Pinamar, del Municipio de la Costa y referentes nacionales varias jornadas de movidas preelectorales por esas zonas, a la espera de que las aguas se calmen en la Concertación.

Donde mueren las palabras

Con mucha más verborragia que aplicación al estudio previo de las cuestiones que se pretenden dirimir legalmente algunos leguleyos con boina preanunciaron una impugnación, todavía no conocida, a la posibilidad de que Acción Marplatense y la Concertación Vecinal pudiesen sumar los votos. Rápidamente el profesor Eduardo Niella salió a explicar a través de los medios que había antecedentes judiciales sobre la viabilidad de las "listas espejo" y la suma de votos. Hace pocos fue el concejal de AM, doctor Héctor Rosso quien también aclaró sobre la pertinencia de la sumatoria de votos. Precisamente el 24 de octubre la Suprema Corte de Justicia de la provincia se expidió favorablemente sobre la suma de votos de este tipo de listas a pedido del candidato a intendente de Bahía Blanca por la UCR, Juan Pedro Tunessi. Fue el 24 de octubre del 2007 en causa A 69.400 y en la siguiente A.69.401 de la misma fecha se notifica de ese fallo a la presentación de la Alianza Unión Pro

Comentá la nota