En plena campaña electoral el gobierno convocó al campo

La invitación fue realizada por el titular de la Afip, Ricardo Echegaray. El motivo de la cita es analizar el nuevo sistema de permisos para el transporte de granos.
El titular de la Afip, Ricardo Echegaray, convocó a las entidades agropecuarias para analizar el nuevo sistema de permisos para el transporte de granos, que fue cuestionado por los representantes rurales, y aclaró que "sólo se hablará de este tema".

La invitación es para el próximo martes a las 9 de la mañana en el Centro de Cómputos de la Afip, donde Echegaray exhibirá el funcionamiento del sistema que comenzó a operar el lunes.

Al mismo tiempo, Echegaray defendió el flamante Código de Trazabilidad de Granos (CTG), que reemplazó a la Carta de Porte, y afirmó que "no hay que confundir estar en regla con trabas".

El pedido había sido realizado por las entidades agropecuarias, las que mostraron su disconformismo sobre el nuevo procedimiento para el traslado de la producción cerealera.

Echegaray los invitó para el próximo martes pero aclaró que el encuentro se desarrollará dentro del marco del pedido expresado en la carta por los ruralistas: "Se hablará sólo de este tema", afirmó.

EL CTG reemplazó la utilización de la Carta de Porte y a diferencia de ésta es gratuita, teniéndose que tramitar por Internet, vía telefónica o por mensaje de texto ante la Afip.

Los representantes agropecuarios señalaron como una traba importante la posible falta de conectividad que puede afectar a vastas regiones del país.

Al respecto, Echegaray señaló que existen varios mecanismos para poder obtener la CTG, entre los que incluyó la posibilidad de gestionarlo en los puestos de control que monta la Afip, la DGI o la Oncca.

Precisó que en los cuatro días de funcionamiento del sistema se recibieron 187.905 pedidos, con 165.804 trámites vigentes, 16.567 denegados y 5.534 rechazados.

Dados estos números y consultado sobre una eventual intencionalidad política en la queja de los ruralistas, Echegaray eludió la respuesta y señaló que "la gestión del Estado se realiza con hechos".

Evitando ingresar a la polémica apenas se limitó a decir que "algunos pueden hablar por sectores que tal vez quieran seguir operando en la informalidad".

Quejas

Luego de la entrada en vigencia de las disposiciones de la Afip sobre Cartas de Porte y Derecho de Registro para el comercio granario nacional, hubo nuevas críticas a la normativa oficial, respecto de la cual los referentes del circuito ya habían alertado que provocaría inconvenientes en la normal comercialización sectorial.

En esa línea, Omar Barchetta, secretario gremial de la Federación Agraria Argentina (FAA) afirmó que las medidas del gobierno en ese ámbito "siguen complicando el comercio de granos", así como que las autoridades "cometen errores por no conocer cómo funciona el sector".

Esos cuestionamientos se sumaron a los que hicieron públicos representantes del acopio, corredores de granos, consultoras, transportistas, operadores de los recintos del país, con epicentro en Rosario, productores de las cuatro entidades del campo y dirigentes que, para analizar el tema, habían pedido una audiencia "urgente" a la ministra de la Producción, Débora Giorgi.

Además, los chacareros federados, nucleados en la FAA, realizaron en las últimas horas un sondeo entre los productores, con el propósito de "conocer en detalle" cómo se está evaluando el funcionamiento del sistema de comercialización de granos, luego de los últimos cambios dispuestos por el gobierno nacional, según indicaron voceros autorizados de la entidad.

El informe elaborado por FAA da cuenta de una enorme cantidad de limitaciones que evidencia el sistema desde que fue puesto en práctica, el último lunes.

En este sentido, Barchetta agregó: "Nosotros ya habíamos anticipado que con las dos últimas resoluciones, el esquema resulta inadecuado. Más cuando se lo lanza en forma irresponsable, sin probarlo previamente".

El dirigente, uno de los hombres más cercanos al presidente de la entidad, Eduardo Buzzi, hizo saber a la prensa que tanto los productores como los operadores del circuito comercial granario "seguimos adaptándonos a las apuradas a cada norma, porque nadie quiere cometer el mínimo error y ser sancionado con la baja del registro".

Aclaró, empero, que "no hay forma de seguirle el hilo a todas las resoluciones que van saliendo, una tras otra, corrigiendo y emparchando errores que ellos mismos cometen por desconocimiento del sector".

Comentá la nota