Los plazos del Pacto Social amenazan a tres ciudades

Los plazos del Pacto Social amenazan a tres ciudades
Hasta la semana que viene, los concejales deben avalar el acuerdo.
Las vacaciones de algunos ediles del interior deberán suspenderse. Los Concejos Deliberantes de Aguilares, Monteros y Tafí del Valle tienen obligación de reunirse y, hasta la semana entrante, como máximo, aprobar la ordenanza de adhesión al Pacto Social.

Por medio de este acuerdo, el Gobierno prestará $ 566,2 millones para la atención de la política salarial del ejercicio de 2009 (pago de los haberes durante los 12 meses, más las dos cuotas del aguinaldo). Está previsto impartir esta asistencia financiera a 13 municipios, incluyendo el de la capital. Pero los cuerpos parlamentarios deben dictar la norma antes de la semana entrante, cuando se girarán los fondos para pagar enero.

Hasta ayer a la mañana eran cuatro las ciudades que adeudaban el visto bueno de los concejos. A las mencionadas había que sumarle Bella Vista. Sin embargo, este municipio entregó la ordenanza a primera hora de ayer. El presidente del órgano legislativo de esa ciudad, Jorge Assís, afirmó que la mora no se debió a la ausencia de parlamentarios sino a cuestiones administrativas. “Ni bien recibí el pedido remití el expediente a la comisión de Hacienda; lo aprobamos ayer y lo promulgué en el acto, porque estoy como intendente interino”, explicó.

El ministro del Interior, Osvaldo Jaldo, aclaró que la demora responde a la época del año -en que muchos ediles optan por vacacionar- y no a cuestionamientos de índole político. “Están quedando tres municipios, solamente. Pero hasta el viernes cumplirán con la sanción de la ordenanza de adhesión”, dijo.

Según añadió, hasta la semana que viene hay plazo para que los concejos realicen el trámite administrativo necesario, debido a que por esos días comenzará a girarse el dinero para el pago de enero. “Antes de ese momento, todos los municipios que hayan decidido adherir al Pacto deberán tener aprobadas las ordenanzas. Si no, no podrán ser beneficiarios”, sostuvo.

Consultado sobre una eventual prórroga, Jaldo fue rotundo: “vamos a ser inflexibles. Los intendentes deben contar con las ordenanzas antes de percibir el dinero. Esto es un préstamo, y para que el municipio pueda endeudarse debe tener el acuerdo del Concejo”.

Comentá la nota