"De la plaza no nos vamos sin soluciones", dice Mártires López

"Si el gobernador recibe a los campesinos, debe ser con la solución en sus manos. Nosotros no vinimos a visitarlo. Que tenga la solución, porque de nada vale charlar nuevamente, porque acá ya no se puede creer más en las palabras", advirtió ayer Mártires López, referente de la Unión Campesina, uno de los sectores que acampan en la plaza 25 de Mayo exigiendo una audiencia con el gobernador.
"Nuestro pensamiento es quedar hasta que se solucione el último punto del petitorio, nuestro y de todos los movimientos que vinieron a acampar antes que lleguen los campesinos. Es el acuerdo que hicimos ayer, y lo que se les dijo a los elegidos del Poder Ejecutivo", dijo en declaraciones a FM Universidad.

"Se les dijo (a los delegados del gobierno) que acá se puede conversar con el gobernador, pero si tiene la solución en la mano, porque acá nadie va a levantar (la protesta) por una cosita", agregó.

Todos o ninguno

Lo que planteó López -cuyo grupo llegó a Resistencia caminando desde Pampa del Indio y zonas próximas- es un elemento que contextualiza las negociaciones entre los manifestantes y el gobierno. Las agrupaciones piqueteras y campesinas pactaron que las conversaciones sean por una salida en bloque, sin posibilidad de arreglos sólo con algunos sectores.

Con esa consigna de "todos o ninguno", el margen de maniobra para los interlocutores oficiales es menor, sobre todo porque, además, las organizaciones insisten en exigir un mano a mano con el propio Capitanich, desautorizando a medias (porque de todos modos hablan con ellos) a los funcionarios que les envió el gobernador para dialogar sobre sus reivindicaciones.

En ese marco, el gobierno va definiendo posibles respuestas a la larga lista de pedidos de los acampantes. Ayer, como gesto de buena voluntad, se instalaron los baños químicos que los manifestantes reclamaban en la plaza. López también pidió asistencia médica, y se quejó de que los participantes de la marcha desde el interior no hayan sido recibidos "aunque sea con un vaso de agua" por el gobierno.

Comentá la nota