La plaza que no quiso perderse el debate

Movimientos sociales, unidades básicas del conurbano, sindicatos, grupos de radios comunitarias, trabajadores del espectáculo y organizaciones políticas y culturales se manifestaron a favor de la ley en la Plaza del Congreso.
"Bombita Rodríguez apoya la nueva ley de medios", anunciaba el cartel que el morochazo de la JP Evita llevaba en alto.

–¡¡Vamos, Bombita!! –lo alentó una mujer en la manifestación–. ¡No aflojés!

Desde las cinco de la tarde, frente al Congreso una concentración respaldó el proyecto de ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Movimientos sociales, unidades básicas del conurbano y sindicatos se movilizaron para acompañar el debate de los senadores. En la plaza se mezclaron con grupos de radios comunitarias, trabajadores del espectáculo y organizaciones políticas y culturales, que siguieron el debate hasta el final, para festejar la votación.

La marcha fue convocada por la Coalición por una Radiodifusión Democrática. Néstor Busso, uno de sus principales referentes, sintetizó el camino que llevó a la jornada de ayer. "La Coalición se creó en el 2004, cuando el Foro de Radios Comunitarias propuso trabajar en un acuerdo para terminar con la ley de la dictadura. Durante varios meses nos reunimos y redactamos 21 puntos de consenso. En esos debates participaron los sindicatos de la comunicación de la CGT y la CTA, las universidades, el movimiento cooperativo, los organismos de derechos humanos y los movimientos sociales. Le presentamos los 21 puntos a Cristina Kirchner en abril del 2008, y ahí comenzó a armarse este proyecto de ley".

El arco de las organizaciones que nombraba Busso se podía ver, con sus pancartas, a lo largo de la plaza. Pero la plaza no era una sola. Por empezar, la manifestación tuvo, por encima de esos grupos, un marcado tono de peronismo del conurbano. Especialmente en las horas iniciales de la tarde. Los intendentes del PJ fueron los primeros en llegar con su gente y rodearon el escenario montado sobre las escalinatas del Congreso. Mario Ishii, de José C. Paz, Juan José Mussi, de Ezeiza, Alejandro Granados, de Berazategui, Julio Pereyra, de Florencio Varela, aportaron nutridos contingentes. Y mucho bombo, al más puro estilo del PJ.

Más tarde llegaron los movimientos piqueteros a copar la parada. La Central de Movimientos Populares, de Luis D’Elía, el Movimiento Evita, el Movimiento Territorial de Liberación, el Tupac Amaru, con su tonalidad propia, se abrieron paso hasta llegar también frente al escenario. Diferencias: murgas en lugar de bombos, e imágenes del Che. Hay otro porte, otro modo de pararse en unos y otros. Las organizaciones piqueteras hoy marchan con sus cooperativas de trabajo. "Queremos la ley para que se sepa más lo que está haciendo el Gobierno, no sólo lo que ellos quieren decir", dijo Vanessa, de la Cooperativa La Fábrica, de Avellaneda.

A las siete de la tarde, cualquiera que caminara hacia el fondo de la plaza podía encontrar, además, un escalón social más arriba, a los sindicatos. "Apoyamos la ley porque los canales van a tener que pasar seis películas de producción propia por año: eso significa más trabajo", señaló Hernán Bardi junto a la bandera del Sindicato de la Industria Cinematográfica. Más allá, los músicos apuntaron una razón similar. "La ley nos da una protección en el artículo 65, porque dice que las radios tienen que pasar un 30 por ciento de música nacional, y que de ese porcentaje la mitad tiene que ser de producción independiente", dijo Diego Boris, de la Federación Independiente de Músicos de la Argentina.

La CTA estuvo con sus gremios, así como la CGT, cuya seccional de Mendoza aportó el camión que sirvió de escenario para el acto, un vehículo que venía de recorrer la provincia haciendo difusión del proyecto de ley.

Una presencia inesperada fue la de los evangelistas. El pastor Darío Chávez llegó con un contingente de fieles desde Ezeiza y se instaló sobre uno de los canteros de la plaza. Micrófono en mano, los evangelistas hicieron su propio show en apoyo al proyecto, con números de teatro y de rap. El pastor oró por la ley y, ya que estaba, bendijo a los senadores.

Por el escenario pasaron figuras que dieron su respaldo al debate. Estela de Carlotto, de Abuelas de Plaza de Mayo, fue una de las primeras en hablar. "Venimos a decir basta a los monopolios que nos mienten." Había un clima de festejo y Hebe de Bonafini, que subió al escenario unos minutos más tarde, se animó a anticipar "esta noche ganamos".

Aunque con un perfil bajo, también pasaron por el lugar los actores Arturo Bonín y Daniel Aráoz. "Soy cordobés, y tuve que venir a Buenos Aires para poder hacer mi carrera", contó Aráoz. "En 30 años de trabajo como actor y productor no pude convencer a los medios de mi provincia de que participaran de la cultura local. Poder trabajar en los medios es muy difícil también acá, hay cinco personas que manejan los medios y si no tenés acceso a esas personas quedás afuera del sistema".

El acto fue a la vez una radio abierta, que estuvo a cargo de Radio Gráfica y la Radio de las Madres. Sus conductores se turnaron, dos horas por vez, para ir llevando el relato de la jornada. Hugo Yasky (titular de la CTA), Julio Piumato (de los judiciales de la CGT), Francisco Nenna (de la Ctera y legislador porteño), Luis Lázzaro (coordinador general del Comfer), Luis D’Elía e Ignacio Copani fueron otros de los dirigentes que fueron pasando a lo largo de la tarde por el lugar. El Movimiento Libres del Sur también dio su respaldo a la sanción de la ley, aunque por sus diferencias con el oficialismo pasó y se fue de la plaza más temprano.

Comentá la nota