"En Mar del Plata vemos un perfil de empresario muy emprendedor"

Con el objetivo de integrar las cadenas productivas, aumentar la capacidad innovativa de las empresas, incorporar tecnología adecuada y agregar valor a los bienes producidos, a mediados del año 2003 se comenzó a implementar en la Provincia una iniciativa asociativista destinada a pequeñas y medianas empresas.
Seis años después, el programa Distritos Productivos agrupa a unas 2.500 pymes que generan alrededor de 34.000 puestos de trabajo en sectores tan disímiles como maquinaria agrícola, calzado, industria naval, desarrollo de software y tecnologías de información, textil y confeccionista de prendas, entre otros.

El proyecto tuvo en Mar del Plata un desarrollo destacado, e involucra en la actualidad a 812 pequeñas y medianas empresas (el 32,48% del total) en las que trabajan unas 9.600 personas, entre profesionales, operarios y técnicos que se desempeñan de manera directa o indirecta en las pymes participantes.

Con el correr de los años, en el municipio se conformaron seis distritos productivos: el de tejido de punto, tecnologías de la información y la comunicación, el confeccionista, el naval, el de madera y muebles y el metalmecánico.

?Nosotros tenemos una plataforma central en el partido de General Pueyrredon con la experiencia de distritos productivos y con la calidad del empresariado con el que estamos trabajando, que tiene una permeabilidad realmente fabulosa?, explicó el subsecretario de Industria, Comercio y Minería, Ariel Schale, de quien depende el programa.

Durante una entrevista con LA CAPITAL, el funcionario destacó que ?en este último semestre hemos trabajado fuertemente para conformar los proyectos que estamos subsidiando y se van a materializar el año que viene?, afirmó.

- ¿Cómo están funcionando los distritos productivos en Mar del Plata?

- Ha sido un año de siembra, creo que la cosecha la vamos a ver en el año 2010. Y lo que hemos sembrado son proyectos con los que estamos muy contentos. Yo trabajé puntualmente en el del sector textil, con la Cámara Textil. Allí tenemos un proyecto de agregación de valor vía diseño de indumentaria. Estamos tratando de matrimoniar la dinámica del diseño con la dinámica del empresario textil pyme bonaerense.

- ¿En qué consiste el proyecto?

- En este caso puntual se seleccionaron 5 diseñadores de Mar del Plata y 5 de otros puntos del país, consagrados, que están trabajando dentro de las plantas con sus propios diseños. Nosotros subvencionamos a las empresas el tiempo que las plantas no se utilizan para la producción habitual. Participan también la Fundación Proteger, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), y la Universidad de Mar del Plata, con la carrera de Diseño Textil. Estamos todos muy entusiasmados y espero que podamos ver al menos algunos prototipos en el desfile que en temporada siempre hace la Cámara Textil.

- ¿Y qué balance hace del trabajo desarrollado hasta el momento?

- Es un municipio que tiene una multiplicidad sectorial con una contraparte de sector privado de empresas típicamente pymes con un potencial de crecimiento importante, porque son sectores en los que estamos basando la delegación de valor vía conocimiento. Lo que vemos es un perfil de empresario muy emprendedor, muy volcado a la innovación y al desarrollo de productos. Tiene un potencial de crecimiento enorme y estamos definiendo buena parte de la política de desarrollo industrial de la Provincia sobre estos sectores.

- ¿Cómo está General Pueyrredon en comparación con otros municipios donde se han conformado distritos productivos?

- Estamos compartiendo el peso de construcción y de formulación de los proyectos de desarrollo asociativo con una facilidad que no tenemos en otros distritos. Esto explica también la pluralidad que se da en Mar del Plata, porque lo notable es que no está concentrado en un solo sector sino que tenemos seis distritos productivos.

- El resultado de estos emprendimientos, ¿dónde se ve reflejado, dónde colocan sus productos?

- Todas las acciones que se realizan en estas experiencias son de producción para el mercado interno. Y en estos sectores, fundamentalmente el metalmecánico, madera y muebles, y toda la cadena de valor textil (tejido de punto y confección), tienen preservado su mercado interno. No perdemos la expectativa de la exportación, pero estamos apuntando a la consolidación del mercado interno con una estrategia y una táctica virtuosa que es a través del conocimiento, que es una variable competitiva enorme que tiene el empresariado de la provincia de Buenos Aires para poder competir en el mundo.

- ¿Con qué estrategias se manejan?

- Estamos concibiendo consolidar los canales de comercialización internos, a través de los mecanismos de sustitución de importaciones con las principales marcas, las grandes superficies comerciales, con el supermercadismo, con todo el poderío comercial que podemos tentar desde la política pública.

Comentá la nota