Mar del Plata trabaja para ser sede de la Cumbre Iberoamericana

Por primera vez, un funcionario del Gobierno nacional admite la posibilidad de que la Cumbre de 2010 pueda realizarse en esta ciudad. El jefe de Gabinete, Sergio Massa, se lo dijo ayer a los periodistas marplatenses.
Entre declaraciones referidas a la final de la Copa Davis, y tras recorrer las obras del Colector Noroeste, que beneficiará a 50 mil familias marplatenses, el Jefe de Gabinete de la Nación, Sergio Massa, admitió que se trataba para que Mar del Plata sea sede de la Cumbre Iberoamericana de Presidentes, a realizarse dentro de dos años.

De acuerdo a los datos que pudo recoger ayer LA CAPITAL entre distintas fuentes de la Casa de Gobierno, es verdad que se está trabajando "en el más alto nivel" para que la Cumbre -a la que asistirán los presidentes de los países de América Latina y los Reyes de España- se concrete en Mar del Plata. "De todos modos, sorprende que el Jefe de Gabinete lo haya hecho público", señaló ante una consulta uno de los funcionarios de la Cancillería que está precisamente trabajando en este tema.

"No tengo ningún comentario que hacer sobre este tema" fue la lacónica respuesta del intendente Gustavo Pulti ante la consulta de LA CAPITAL sobre el tema, cuando se le pidieron precisiones por lo señalado horas antes por Massa en Mar del Plata.

"Terminamos de hablar con la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández, que está en Washington, básicamente porque (Gustavo) Pulti está peleando para que Mar del Plata sea sede de la Cumbre Iberoamericana del 2010" fueron textuales las palabras del Jefe de Gabinete, Sergio Massa, ante los periodistas en la mañana de ayer.

Lo concreto es que en 2010, año del Bicentenario de la Argentina, la Cumbre Iberoamericana tendrá lugar en la Argentina, Ese foro, que congrega a España y a los países de habla hispana del continente, es considerado de suma importancia estratégica para la península ibérica, pues funciona como el ámbito por excelencia para potenciar los lazos del país europeo con las naciones que comparten su lengua.

Asimismo, cabe apuntar que en 2010, además, Argentina tendrá la presidencia pro témpore del Mercosur al tiempo que España, en tanto, tomará a su cargo ese año la presidencia de la Unión Europea (UE). Para entonces, los dos países impulsarán el demorado pacto de libre comercio Mercosur-UE.

Mar del Plata, tras la realización, en noviembre de 2005, de la IV Cumbre de las Américas -con las presencias de todos los jefes de Estado y de gobierno del continente, incluyendo la del presidente norteamericano George W. Bush- aparece excelentemente posicionada para la organización de encuentros de esta característica.

"¿Por qué no te callas?"

En octubre pasado se concretó la Cumbre Iberoamericana en El Salvador, pero sin dudas, una de las más recordadas fue la de noviembre de 2007, cuando se produjo el incidente entre el Rey de España y el presidente del gobierno de Venezuela. Juan Carlos I, visiblemente molesto, mandó a callar a Chávez.

En aquella oportunidad, el rey Juan Carlos de España espetó a Hugo Chávez "¿por qué no te callas?" cuando el mandatario venezolano intentó interrumpir al presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, durante la sesión plenaria de la XVII Cumbre Iberoamericana.

Mar del Plata, en definitiva, vuelve a tener la posibilidad de convertirse en sede de un encuentro internacional. Las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y de Gobierno son las reuniones anuales de los Jefes de Estado y Gobierno de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Uruguay y Venezuela iniciadas en 1991. Desde 2004, también se sumó Andorra.

"No hay una fecha cierta para informar que Mar del Plata será la sede, pero no tengan dudas de que cuenta con muchísimas chances porque hasta la Presidenta de la Nación ya habría dado también su apoyo, eligiéndola entre otras ciudades ofrecidas", expresó por último la fuente.

Comentá la nota