La Plata: La ONG "Un Techo para mi País" construyó nuevos hogares

Los voluntarios de la ONG "Un Techo para mi País" se encontraban construyendo este fin de semana 130 casas para familias bajo una extrema pobreza.
La construcción se estaba llevando a cabo en los barrios San Blás (Bella Vista), La Hoya (Malvinas Argentinas), El Triunfo y Nicole (La Matanza), Villa Nueva (Berisso), Eucaliptos (Ensenada) y Ringuelet (La Plata).

Asimismo, se construían también quince casas en Córdoba, treinta en Río Cuarto, mientras que el primer fin de semana de octubre se construyeron las primeras cinco casas en Neuquén.

Según contó Joaquín Castromadero, jefe de una de las cuadrillas de trabajo, lo primero que se construye es el piso, que para combatir a la humedad se ubica arriba de una plataforma para que la casa esté por sobre el nivel del piso y así no sufra tanta humedad.

Por lo tanto se estimaba que para el día sábado se termine con la construcción del piso de las viviendas, para el domingo darle lugar a la construcción del resto de la casa.

Además Lucas aclaró que "después de la construcción hay un equipo de mantenimiento que se encarga de pasar por las casas y ver si la construcción está bien o se debe realizar alguna modificación, porque por ahí hay filtraciones de agua, pero todo eso se controla y se soluciona".

Agencia NOVA estuvo en Ringuelet en donde se estaban construyendo once casas por primera vez. En la calle 4 y 514, Rosana Rodríguez aguardaba con mucho optimismo, ilusión y esperanza su nuevo hogar.

Rosana, madre de tres hijos, contó a este medio que "los chicos me eligieron a mi porque yo estaba muy mal con la otra casa, me entraba agua, se humedecía todo y las chicas se me enfermaban enseguida".

"Yo a mi casa la limpiaba, trataba de tenerla limpia, pero tenía tanta humedad que parecía que no la limpiaba, cuando ya tenga la casita nueva voy a limpiarla y a cuidarla porque esto viene una sola vez, no viene dos veces".

Rosana también aclaró que en otros lados también le decían que podía pedir por la construcción de una casa, pero que los trámites eran muy complicados y que los voluntarios del "Techo" lo hicieron más simple.

Los integrantes de a ONG resaltaron el gran esfuerzo que realiza Rosana para salir hacia delante y la eligieron porque demostró la gran voluntad que posee para darles a sus hijos lo que necesitan.

Los voluntarios del "Techo" aclararon que ni la lluvia los iba a parar, porque este domingo sí o sí tienen que inaugurarse las casas tan esperadas por las familias.

Gracias a las donaciones de ciudadanos, empresas, ayuda de vecinos, de las propias familias y sobre todo a la labor de los voluntarios, este fin de semana se logrará la construcción número mil.

Comentá la nota