Con la plata de la tasa ambiental, se proyecta dar el primer paso para reciclar líquidos cloacales

Tal como lo decíamos en nuestra sección "chimentos y rumores", a comienzos de esta semana se reunieron autoridades de la Asociación de Industrias Químicas de Bahía Blanca, de la Corporación y de la UTN con el intendente Cristian Breitenstein.
El Ing. Hugo Simoni, presidente de la AIQBB fue el encargo de presentar los "trazos gruesos" de un proyecto de inversión a tres años, para el reciclado de los lìquidos cloacales que se vierten en la ría por la cloaca mayor de la ciudad.

Obviamente, el objetivo primordial es la utilización del agua reciclada en los procesos industriales de las firmas PBB, Indupa, Profértil y Mega.

La primera parte del proyecto implica la "caracterización" de lo que se vuelca a la ría. "Sospechamos que por la cloaca también van hidrocarburos y no solo materia orgánica", dijo una de las fuentes consultadas.

El mencionado estudio, que luego permitirá conocer qué tipo de planta habrá que construír, se propuso financiarlo con la tasa ambiental.

Comentá la nota