Plata quemada

La Provincia no envía todos los fondos comprometidos. Eso genera un déficit progresivo de importancia. De no modificarse la situación, se proyecta que a fin del ejercicio pudiera estar varios millones de pesos en rojo

Si la Provincia no toma una decisión fuerte, los municipios bonaerenses se la verán muy mal este año para cerrar sus presupuestos, y de esa situación no escapa Tres Arroyos, más allá de que los números están bastante ordenados. En cambio algunos comienzan a tener dificultades para hacer frente al pago de sueldos.

No es desconocido ni nuevo el hecho de que el gobierno provincial tenga serias dificultades para desenvolverse económicamente, lo que se va trasladando progresivamente a los municipios porque la coparticipación no es cumplida en los términos anunciados.

Para los municipios, se llega a un límite donde no se pueden reducir más gastos, entonces se abre la puerta al desfasaje financiero que se acentúa con el correr de los meses, cuando apenas pasó por poco la primera mitad del año.

En el caso de Tres Arroyos, de acuerdo a los datos recogidos, ya existe un déficit a la primera mitad del año que es producto de lo que falta de coparticipación no enviada por la Provincia.

Y si se toma como base esta situación para realizar una proyección de aquí a fin de año, estaría dando que al cierre del ejercicio 2009 el municipio tendría un déficit cercano a los 5.000.000 de pesos, a menos que la Provincia no solo cumpla de aquí en más con lo comprometido, sino que además recupere el nivel de coparticipación en menos del primer semestre.

Por lo pronto la situación comienza a ser de preocupante para arriba, teniendo en cuenta que no existen signos de recuperación, y son varias las provincias que han comenzado a reclamarle a la Nación por dineros coparticipables que les deben.

Y así como consecuencia luego baja a los municipios. Por caso Tres Arroyos tenía comprometidos para el ejercicio 2009 unos 43.000.000 de pesos, con lo cual tomando una línea mensual en proporción a esa cifra, a julio se debió recibir poco más de 25 millones, pero efectivamente llegó algo menos de 23.000.000 pesos.

Mal comienzo

Cabe recordar que la reducción en el envío de la coparticipación comenzó con el año mismo, ya que en enero y febrero fueron muy bajas las cifras enviadas, posteriormente se fue recuperando, pero no alcanzó hasta ahora el nivel anunciado. Y en la situación que se plantea en cuanto al estado económico de la Provincia, difícilmente se recupere, es más, posiblemente decaiga si no recibe ayuda de la Nación, porque por sí sola son difíciles las posibilidad de hacerlo.

Por otra parte, el municipio no puede cubrir con recursos propios ese desfasaje, aún cuando en Tres Arroyos se vino llevando adelante una fuerte reducción de gastos que ha permitido por el momento tener las cuentas ordenadas, y fundamentalmente poder pagar sueldos y aguinaldos en tiempo.

Eso ha sido posible en gran parte porque los ingresos propios están por encima de lo presupuestado, y más allá de que el nivel de cobrabilidad de alguna tasa decayó en relación al año pasado, igualmente en esos casos se mantienen en términos aceptables.

Asimismo eso hace que el déficit que genera la falta de aportes previstos en la coparticipación sea menor, pero el panorama de aquí a fin de año no pinta como el mejor.

Soja

Por otra parte, la Municipalidad de Tres Arroyos viene percibiendo regularmente lo correspondiente a la coparticipación de las retenciones a la soja, se están aplicando al pago de la ejecución de cloacas. En un primer momento, el municipio recibió unos 300.000 pesos, debido al atraso que se había generado en el envío, y posteriormente llegan alrededor de 70.000 pesos mensuales.

Comentá la nota