Mar del Plata podría tener horario distinto al resto de la provincia

El secretario de turismo bonaerense, Ignacio Crotto, confirmó que la medida se encuentra en estudio. La medida apunta a beneficiar al sector turístico.

LA PLATA .- Durante los próximos días funcionarios nacionales y provinciales de las áreas de servicios públicos analizarán estudios sobre el consumo de energía. Tras ello darán una respuesta al reclamo del sector turístico y las cámaras empresariales sobre el cambio de horario en territorio bonaerense. Tras un encuentro con comerciantes de la costa, el titular del organismo de promoción turística de la gestión del gobernador Daniel Scioli, Ignacio Crotto, sostuvo a LA CAPITAL que "el cambio de horario no nos conviene". Sin embargo recordó que la Provincia avala el programa de ahorro energético nacional.

Según contó el secretario de Turismo, en Nación están evaluando la posibilidad de que no se cambien los horarios en las zonas donde menos se consume, en las cuales podrían entrar los municipios de la costa.

"El mayor gasto de energía está en Capital y Gran Buenos Aires", señala Ignacio Crotto y sin embargo "con el cambio de horario el sector turístico es el que se ve afectado".

- ¿Cómo ve la situación?

- Hay una preocupación no solamente del ámbito turístico, sino en general de la producción y lo económico, que tienen todos los empresarios de la costa atlántica. Los restaurantes así están con un turno menos y más que nada hay que tener en cuenta la mano de obra que se puede llegar perder. Los negocios no vendían lo que tenían para vender. Los empresarios decían que se habían vendidos 100 mil swetters menos que el verano anterior. El año pasado encima dio que todos los días hubo sol, la gente estuvo hasta más tarde en la playa y se perdía la posibilidad de ir a los negocios y entonces los dueños abrieron hasta más tarde pero fue más gasto. Lo mismo en otros rubros, se ha perdido un turno en espectáculos, en gastronomía. No es solamente un tema turístico, sino también de producción y de todos los actores involucrados que con el cambio horario, dicen que tienen una pérdida económica importante.

-¿Qué puede hacer la Provincia al respecto?

- Nosotros comentamos a los empresarios que vinieron que si bien el cambio de horario depende de Nación vamos a pasarle la problemática. Ellos trajeron un estudio de consumo de energía y demás que se lo remitiremos a Nación para que ellos decidan. Durante la misma reunión (del jueves) Pepe Scioli se comunicó por este tema.

- ¿Qué opciones hay para dejar conformes a las dos partes?

- En Nación dijeron que iban a evaluar la posibilidad de que haya distintos tipos de horarios. En los lugares donde más se consume que cambien la hora, y donde menos se consume y la costa no. No está nada definido. Iban a evaluar. Habrá que esperar la reunión con todos los papeles encima de la mesa y ver qué pasa. Si bien está en manos de Nación, a mí como Secretario de Turismo me gustaría que no se cambie el horario, pero hay otros factores que no son solamente los turísticos.

- Si el decreto sale igual que el año pasado, la Provincia puede adherir o no.

- No es tan así en realidad, porque capaz que en Capital Federal y Gran Buenos Aires necesitamos que se cambie el horario y en el resto de la provincia no. Habrá que esperar a ver qué es lo que dice Nación. Ellos son los que van a evaluar y después veremos qué es lo que pasa.

- Habría dos grandes zonas de la provincia con horarios diferentes.

- Si bien no sería lo ideal que haya dos horarios diferentes en la provincia, en Capital Federal y Gran Buenos Aires, hay una realidad que es que no puede ser que tengan distinto horario. La verdad que eso no sería para nada bueno, porque mucha de la gente del conurbano trabaja en Capital y mucha de la gente de Capital se va los fines de semana al conurbano. Pero si la Nación dice Capital y Gran Buenos Aires tienen un horario y la costa y otras provincias otro, para mí no sería lo ideal tampoco pero habría que evaluarlo.

- ¿Por dónde pasa la cuestión?

- El mayor gasto de energía está en Capital y Gran Buenos Aires. No es solamente la costa, si bien con el cambio de horario el sector turístico es el que se ve afectado. Hay que ver cuánto se ahorra de energía o cuánto se gasta si no se cambia el horario. Veremos qué medida evalúa la Nación y después qué medida toma la provincia de Buenos Aires.

- Según empresarios, sindicatos del sector en la costa y EDEA el ahorro fue escaso las dos última temporadas ¿Que datos maneja la Provincia al respecto?

- La semana que viene tiene una reunión el organismo que regula la electricidad en el interior de la provincia de Buenos Aires, no conurbano, para evaluar si realmente las cooperativas eléctricas van a poder abastecer a los principales centros turísticos, en caso de que se cambie o no se cambie el horario. Porque, es cierto, que se han hecho inversiones en este último año, o sea que están capacitados para usar un poco más de energía. Después van a llevar todos esos estudios cuando se reúnan con Enarsa y habrá que analizar bien a pesar de que los tiempos son cortos.

- ¿Cuál es su posición?

- Como secretario de Turismo de la provincia quiero hacer los mejor para el turismo de la provincia y el cambio de horario no nos conviene pero como Provincia avalamos el ahorro energético y soy un funcionario provincial.

- ¿Qué lo tiene más preocupado por este tema?

- El tema de empleos. Que no se pierda ni un puesto de trabajo. Ojalá sea al contrario. Lo dice el gobernador (Daniel) Scioli: "El turismo es generador de empleo, ingreso de divisas". Así que ojalá que este cambio de horario o no cambio de horario no solamente no deje gente sin trabajo, si no que encima se pueda generar más mano de obra que está entre los principales objetivos de esta gestión.

- ¿Se puede reducir el gasto de energía?

- Está comprobado que año a año se viene gastando más, en el conurbano, en la costa atlántica, en todos lados porque la gente tiene cada vez más equipos electrónicos. Los aires acondicionados son bastante baratos y consumen muchísima electricidad. Ahora todos tienen un televisor más o un DVD más o una computadora y está comprobado que haga lo que se haga año a año se consume más energía. El tema es que se pueda abastecer sin ningún inconveniente y no haya ningún corte. Hace cuatro o cinco años atrás en cualquier lugar de la costa atlántica era muy difícil que haya un aire acondicionado. Ahora yo voy a cualquier restaurante y está el aire prendido.

- ¿Es un reclamo que le hace a los comerciantes?

- Esas son las cosas que ellos se comprometían a hacer para bajar ese consumo, en la reunión dijeron que iban a colaborar muy fuerte en la campaña de concientización de ahorro. Quizás algunas noches no es necesario tener el aire acondicionado prendido para no gastar de más. En caso de que no se cambie el horario hay que hacer todo lo posible para que no haya ningún problema.

Comentá la nota