En Mar del Plata pidieron que se reabran las discusiones

Dijeron que la actitud del gobierno provincial está "poniendo en riesgo el inicio del ciclo lectivo 2010". En Mar del Plata el acatamiento al paro fue alto.

Los representantes del Frente Gremial Docente Bonaerense de Mar del Plata reiteraron su pedido de reapertura de las discusiones salariales y aseguraron que "el alto acatamiento" a la medida de fuerza que se concretó ayer es "una demostración que acompaña el reclamo."

En una conferencia encabezada por Mónica Neustadt (Sadop), Zulema Casanova (Suteba), Irma Sánchez (SEM) y Raúl Iacomini (Amet); los gremialistas aseguraron que el acatamiento al paro de ayer alcanzó el 95% a nivel estatal y el 60% en los privados.

"El gobierno bonaerense continúa negándose a discutir el presupuesto educativo con los trabajadores de la educación, y en temas salariales la única propuesta ha sido que los docentes esperen hasta marzo o abril del 2010", recordaron los gremialista.

Los representantes dijeron que el aumento salarial conseguido a comienzos de este año (9%) fue "notoriamente absorbido por la inflación. El poder adquisitivo de los trabajadores continúa deprimido y todo el sistema público de educación provincial requiere de más y mejores inversiones".

Asimismo se refirieron a la reforma educativa de la nueva escuela secundaria que calificaron de "necesaria, pero será imposible de llevar a cabo si no se realiza una fuerte inversión."

Por eso dijeron que "la educación en su conjunto exige respuestas hoy. Por eso desde los gremios creemos que se deben retomar las negociaciones".

Y recordaron sus reclamos al pedir: la reapertura de las discusiones salariales, una recomposición por lo que resta del 2009 y un aumento salarial para el 2010. La discusión del presupuesto educativo con los trabajadores docentes, mayor inversión educativa que garantice la creación de cargos, infraestructura, políticas socioeducativas y la implementación de la nueva escuela secundaria. Y la inmediata homologación por parte de la provincia de Buenos Aires del decreto de asignaciones familiares que ha firmado la Presidente de la Nación.

Los sindicalistas consideraron que "este es el momento para darnos las discusiones necesarias, pero la respuesta parece ser llevar las negociaciones salariales y presupuestarias al comienzo del ciclo lectivo 2010. Esa parece ser la postura del gobierno provincial, ya que tampoco discutirá salarios docentes hasta tanto no esté finalizada la paritaria nacional". Y entendieron que la actitud del gobierno "vuelve a poner en riesgo el inicio con normalidad del período escolar 2010".

Por otra parte, rechazaron las presiones que desde el Ministerio de Trabajo Provincial se vienen realizando, con el objeto de intimidar a los docentes. "Las convicciones de una lucha justa no pueden ser calladas con amenazas de descuentos", consideraron.

Comentá la nota