Mar del Plata dejó inaugurada su temporada y se presentó como un destino "cercano y prudente"

El acto se llevó a cabo en la Plazoleta de las Américas y contó con la presencia de gran cantidad de público. El obispo realizó la tradicional ceremonia de bendición de las aguas.
El intendente Gustavo Pulti dejó inaugurada ayer la temporada de verano 2008-2009 con un mensaje de confianza en el que puso el acento en las condiciones de Mar del Plata de ciudad "cercana, prudente y amistosa".

El jefe comunal intentó ahuyentar de esta manera el fantasma de la crisis financiera internacional que amenaza con reducir drásticamente el ritmo de consumo de los argentinos, incluidos los productos turísticos.

"En un momento en el que el mundo se muestra un poco sinuoso, con dificultades económicas y algunas incertidumbres, Mar del Plata abre su corazón, sus puertas y sus brazos para recibir la visita de todos" afirmó el jefe comunal ante una Plazoleta de las Américas colmada de marplatenses y turistas que siguieron con entusiasmo la ceremonia en la que el obispo diocesano, monseñor Juan Alberto Puiggari, realizó la tradicional bendición de las aguas.

El acto tuvo como sello distintivo la presencia de siete embarcaciones pesqueras, identificadas con la Cámara de Armadores de Pesca Costera de Rada y Ría, que acompañaron con fuertes bocinazos los principales tramos de la ceremonia, amenizada con varios números artísticos -ver aparte.

"Más cerca que nunca"

Durante su alocución, Pulti reconoció que "ésta es una temporada muy singular" pero pidió tanto a trabajadores como a emprendedores que "confíen en la temporada que viene, porque los valores del amor, el afecto, la cercanía y la prudencia pondrán Mar del Plata en el centro de Argentina y seremos otra vez la capital amigable del país".

"Mar del Plata estará más cerca que nunca de cualquier punto de la Argentina" vaticinó Pulti, quien recordó que La Feliz es "el lugar más querido de los argentinos".

"Cuando llega el momento de pensar un descanso con la familia -añadió´- (Mar del Plata) es el lugar más cercano y el que ofrece alternativas tanto para el descanso de los grandes como de los chicos, de nuestros hermanos trabajadores -a los que a veces no les sobran ingresos para invertir en una temporada- y de aquellos que tienen presupuestos más holgados".

"En esta ciudad, como si fuera la casa de la familia argentina, cada verano nos encontramos todos. Y este verano no va a ser distinto" enfatizó Pulti quien convocó a "todos nuestros compatriotas al veraneo prudente, en familia, cercano y amistoso".

Diferentes atractivos

A continuación Pulti enumeró algunas de las características que tendrá la temporada, destacando que "volveremos a ser la capital argentina del espectáculo, la Guardia del Mar actuará todo el verano en distintos puntos de la ciudad, estará el Torneo de Verano con el fútbol de primera".

En este contexto, Pulti dedicó un párrafo especial al recuperado Hotel Provincial. "Quienes tenemos cierta edad podremos reencontrarnos, después de doce años, con sus puertas abiertas" destacó, arrancando un fuerte aplauso entre los presentes.

También anticipó que los turistas se encontrarán con "una Mar del Plata que sigue teniendo una gran vocación de progreso y crecimiento, que ha empezado a construir su estación Ferrautomotora y que está arreglando su paseo costero y quiere tener sus calles limpias".

"Después de haber atravesado un noviembre como no se recuerda, con el Festival Internacional de Cine, la final de la Copa Davis y la Feria del Libro, le hemos dicho a toda la Argentina que estamos esperando hasta el último compatriota para que venga con su familia" concluyó.

Por último agradeció a "todos los argentinos y todos los marplatenses por querer tanto a Mar del Plata" y los exhortó a "tener el mejor verano en familia de los últimos años: que tengamos una feliz Navidad, un feliz Año Nuevo y luego a gozar del verano" concluyó.

La bendición del obispo

Antes que Pulti le había tocado el turno al obispo de Mar del Plata, monseñor Puiggari, quien procedió a la tradicional bendición de las aguas y sus frutos, invocando a Dios y pidiendo la intersección de Stella Maris, "nuestra guía segura".

"Nos hemos reunido una vez más para realizar un acto que por repetido no deja de tener un profundo significado, en cuanto actualiza nuestra confianza en la Providencia y nuestra conciencia de hijos" afirmó el prelado.

Puiggari pidió la bendición para "estas playas, a todos los que viven y trabajan en esta ciudad y de manera especial a nuestros hermanos turistas que vendrán a descansar a orillas de este mar maravilloso".

Asimismo pidió que "Mar del Plata sea una reserva de valores morales , que sepa ofrecer al turista en la calidez y honestidad la posibilidad de recobrar la alegría en el don de la vida y la amistad". Por último pidió "tranquilidad y paz" y que se "aleje la violencia y la inseguridad, para que podamos crecer como pueblo que cultiva la amistad social como virtud fundante".

Condimentos artísticos

La ceremonia de apertura de la temporada de verano 2008-2009 contó con varios pasajes artísticos que hicieron las delicias de los presentes. Entre ellos se destacó la presentación del grupo Light/Cia de danza contemporánea, con el número "Latitud Sur". Asimismo hicieron sus aportes la Banda Municipal de Música, dirigida por el maestro Guillermo Becerra, y la Guardia del Mar, que venía de celebrar su 39º aniversario.

Más rampas

La instalación de más rampas de acceso a sectores públicos de la ciudad fue solicitada al intendente Gustavo Pulti por varias mujeres que se movilizaban en sillas de ruedas al término del acto de inauguración de la temporada.

"Ellas me pidieron más rampas y yo les expliqué las distinta medidas que estamos tomando en ese sentido" relató Pulti a LA CAPITAL tras varios minutos de diálogo con las vecinas marplatenses. "Les expliqué, por ejemplo, que la accesibilidad será un punto determinante en la licitación del balneario Punta Iglesias" añadió.

Entre perros guardavidas, reinas y campeones de surf

El acto de inauguración de la temporada de verano contó con la presencia de los más variados representantes de la sociedad marplatense.

Entre las más admiradas figuraron, sin duda, la reina nacional del Mar, María Belén López Osorno, sus princesas, y otras soberanas de distintas colectividades y agrupaciones de la ciudad.

Otros que se ganaron las simpatías de los presentes, incluido el intendente Gustavo Pulti -foto- fueron los integrantes de la Escuela Argentina Canina de Salvamento Acuático, quienes concurrieron acompañados por dos de sus espléndidos "perros guardavidas".

El acto también contó con la presencia de Martín Pérez -quien por segundo año consecutivo se consagró como el campeón latinoamericano de la categoría Longboard- y otros surfers de la ciudad, así como de integrantes del grupo de Buzos Tácticos de la Armada.

Comentá la nota