"La plata no es chicle", dijo Alperovich a los médicos

Con esta frase, el Gobernador dejó entrever que no cederá frente a los reclamos salariales de los autoconvocados de la sanidad.
"No hay dinero, no es que no quiero, ó estoy encaprichado ó quiero lío (sic)", fueron las primeras palabras del gobernador José Alperovich al referirse al pedido de aumento salarial de los autoconvocados de la salud.

A menos de 24 horas de un segundo encuentro con los autoconvocados y en una jornada marcada por una nueva marcha blanca de los profesionales a Plaza Independencia, el primer mandatario volvió a insistir, como el estribillo de una canción, que no hay fondos disponibles para otorgar un aumento de sueldos en estos momentos.

"No le quiero mentir a la gente, si usted le pregunta a los tucumanos si quieren volver al bono, al atraso en el pago de los sueldos, a las gomas quemadas, a que la provincia no funcione, bueno es cuestión de optar y de elegir", desafió el senador suplente.

Y si lo dicho con anterioridad no fuera suficiente para despejar las dudas sobre su reiterativa posición sobre el tema, hizo gala de una metáfora: "No hay alternativas, la plata no es chicle que alcanza para todos, lamentablemente no hay plata, estamos en una crisis muy profunda".

"Yo soy el más interesado, el que más quiere arreglar con el gremio", sostuvo, a la vez que reconoció que "todos los empleados públicos ganan poco, los sueldos no alcanzan, pero también hay una realidad en la provincia, tratamos de hacer lo mejor para el bien de todos".

Asimismo, volvió a solicitar a los médicos que revean su actitud. "Ya vivimos el Tucumán de bonos, de los atrasos de los sueldos, en el del desempleo, cuando no había remedios, por eso yo les pido compresión a los médicos, no es que no los entienda", sostuvo Alperovich.

E intentó identificarse, sentir empatía con los autoconvocados al decir que "yo tuve dos tíos médicos, que trabajaron en los hospitales y conozco el sacrificio que hacen, pero hay imposibilidades técnicas" que impiden al Estado dar el incremento.

Asimismo, "les recordó" a los disidentes que un profesional "cuando yo asumí ganaba 640 pesos, hoy en promedio un médico gana 2.800 pesos y el que recién inicia 2.200 pesos, o sea que no es que no hemos aumentado", finalizó.

Comentá la nota