En Mar del Plata alumbró el frente que competirá con kirchneristas y el PJ disidente

Lo integran la UCR, fortalecida con el reingreso de Cobos, más la Coalición Cívica y el Partido Socialista. La alianza electoral todavía no tiene definido el nombre.
En Mar del Plata pero en un lugar neutral, fuera del espacio donde deliberó la Convención nacional del radicalismo -aunque luego todos confluyeron allí-, los máximos referentes de la Unión Cívica Radical, la Coalición Cívica y el Partido Socialista sellaron públicamente el acuerdo electoral para participar juntos en las elecciones legislativas del 28 de junio, en todo el país.

El radical Gerardo Morales, la líder de la Coalición Cívica Elisa Carrió y el titular del socialismo Rubén Giustiniani, dieron una conferencia de prensa conjunta para anunciar, pletóricos de optimismo, que integrarán un frente electoral al que todavía le falta el nombre oficial, para dar batalla a las listas del kirchnerismo en los principales distritos, aunque de hecho también confrontarán con el peronismo disidente que encarnan Francisco De Narváez, Mauricio Macri y Felipe Solá.

Sin presencia física en Mar del Plata pero "presente" en el ánimo de la coalición, se recortó la figura del vicepresidente Julio Cobos, cuyo sector quedará formalmente reinsertado en la UCR desde hoy, cuando participe en las internas partidarias. Como era de esperar, la referencia concreta a la situación de Cobos y sus adherentes la hizo el titular nacional de la UCR (ver aparte).

Lo concreto es que el frente opositor consagrado ayer en Mar del Plata está pensado para ocupar la franja de centro izquierda del electorado y trascendió que una de las primeras decisiones tomadas es preparar un acto oficial de lanzamiento de la campaña conjunta, que se realizaría en un teatro céntrico de la Capital Federal, con la presencia de los candidatos y referentes de los principales distritos. Se hará después del 9 de mayo, que es la fecha tope para la presentación de listas.

Antes de referirse al acuerdo programático Carrió aclaró que los tres partidos vienen trabajando juntos "desde hace mucho tiempo" y resaltó que la idea es lograr que el entendimiento se plasme en las listas en la mayoría de las provincias. "Será la forma de demostrarle a la Nación que queremos consagrar el proyecto inacabado de una Argentina que aunque está llamada a ser republicana, libertaria e igualitaria, siempre se embarra en el autoritarismo y termina en la opresión y en el clientelismo político", afirmó.

Críticas y optimismo

En cuanto a su presencia en el recinto donde sesionó la Convención nacional de la UCR (ver páginas 4 y 5), Carrió recordó su pasado radical pero aclaró que "soy presidenta de la Coalición Cívica y voy a seguir ahí".

"Esta conjunción responde a una fuerza histórica", sostuvo Carrió. Y con Morales y Giustiniani coincidieron en que existe "la vocación de que, al mismo tiempo, se expresen la unidad y la pluralidad".

El socialista y senador nacional santafesino Giustiniani se refirió por su parte a las mentadas "candidaturas testimoniales" que impulsa Néstor Kirchner "con gobernadores que van a ser candidatos a diputados nacionales, con intendentes que se van a postular como concejales, con alguien que en el marco de la campaña electoral está en una oficina en Olivos repartiendo obra pública a los intendentes y quiere ser candidato a diputado nacional por Buenos Aires cuando figura en el padrón de Santa Cruz, estamos ante un auténtico mamarracho institucional", sentenció.

Mientras que el titular del radicalismo Morales sostuvo que "si repasamos todo el país, veremos que en el 90% de las provincias la única alternativa al kirchnerismo es este espacio", en clara alusión a que el naciente frente electoral fijará su eje de campaña en un choque directo con el kirchnerismo antes que con los peronistas opositores.

Añadió Morales que la coalición respetará las particularidades de cada fuerza integrante en los distritos y que "sólo en un par de ellos aparece, en el marco de la interna partidaria, la versión del justicialismo oficialista y el disidente". Por eso "lo nuestro tiene que ver con un proyecto nacional y con la idea de un país federal y es por eso que vamos a tratar de caminar toda la República", expresó.

Los tres dirigentes, a los que más tarde se sumó a la foto el ascendente radical bonaerense Ricardo Alfonsín, afirmaron que emprendieron la concreción de "una causa que nos trasciende" y que por ello "los intereses personales, de grupos o partidos son política menor: nos corresponde la responsabilidad de llevarla (a la nueva fuerza electoral) al triunfo y después gobernar en la victoria".

Según Carrió "cualquiera sea el resultado que logremos este año, en 2011 la expresión de esta fuerza plural va a llevar a cabo el intento más serio y responsable por gobernar la Argentina desde otro lugar".

La dirigente de la Coalición Cívica reiteró más adelante que "serán las fuerzas las que elijan a los candidatos" y en cuanto al nombre que figurará en las boletas del frente opositor el día de la elección señaló que "hay voluntad de encontrarlo pero tenemos que tener cuidado ya que cada distrito, si bien expresa lo mismo, tiene su propia identidad".

Carrió, Morales y Giustiniani se esforzaron por demostrar confianza: "Vamos a ganar en la provincia de Buenos Aires ya que Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín son los mejores candidatos a diputados nacionales" y "está muy claro que los dos aparatos del PJ llevan a la inseguridad, a la droga, al clientelismo y a los peores negociados", añadió la dirigente. "Aunque no tenemos el dinero de algunos y el poder de otros, estamos seguros de que vamos a ganar en todo el país y claramente en la provincia de Buenos Aires", se animó enseguida.

Nuevamente intervino Giustiniani para referirse a la última sesión del Senado: "El agotamiento del proyecto kirchnerista en el país quedó demostrado en el Senado con el papelón que significó la imposibilidad de sacar una ley contra el dengue y también en cada una de las medidas adoptadas para afrontar la crisis".

Dejó en claro que "hoy, más que nunca, se necesita contar con una alternativa" como la que expresa la confluencia abrochada ayer en Mar del Plata. Y añadió que "hay un compromiso parlamentario de sentarnos a trabajar en conjunto todos los miércoles para que el país tenga las leyes que necesita para hacer frente a la crisis y lograr las soluciones que el kirchnerismo no le puede dar".

Por último, Carrió lamentó la negativa de los principales referentes de la mesa de enlace del campo a participar como candidatos en las elecciones. "Nos hubiese encantado que participaran, abrimos generosamente las listas con la idea de que quienes más saben del tema se pudieran sentar en las bancas", dijo. De todos modos, en muchas provincias habrá representantes de la Federación Agraria y de los ruralistas autoconvocados en las listas, aclaró.

La ausencia y el papel de Cobos

Al referirse al rol del vicepresidente de la Nación Julio Cobos, el titular del radicalismo Gerardo Morales recordó que el tribunal de disciplina y la convención partidaria tomaron "una resolución que es muy importante" y que marca la inflexión del proceso que vive el radicalismo: "Después de haber sido lastimados, a veces por errores propios y otras por una gran intromisión del Gobierno, hemos avanzado en una etapa de recuperación", subrayó Morales.

Hizo hincapié en el valor de "la reunificación" del radicalismo con la incorporación de Cobos y sus seguidores para encarar el proyecto conjunto con el socialismo y la Coalición Cívica y dedicó un párrafo a explicar la ausencia del vicepresidente estos días en Mar del Plata.

"Me parece bien que haya cuidado la institucionalidad. Está bien que, en momentos en que se encuentra a cargo de la Presidencia, no haya venido, nosotros también hemos sido cuidadosos y hemos dicho que recién va a poder asumir en calidad de afiliado pleno al radicalismo una vez que deje el cargo que tiene que ejercer, ya que fue elegido para eso", -dijo Morales-. Por lo demás, "al país no hay que agregarle más riesgo institucional que el que tiene", de modo que "no vamos a entrar en estado de desesperación como el matrimonio Kirchner ni a proceder como hace el Gobierno, que incumple la Constitución y las leyes", finalizó.

Comentá la nota