Mar del Plata accede al 70% de las capturas con la nueva ley de Pesca

La ciudad fue la más beneficiada al establecerse el sistema de cuotificación para la captura de merluza hubbsi, ya que le corresponde casi el 70 por ciento del total.

La actividad pesquera de Mar del Plata resultó la más beneficiada al establecerse la cuotificación para la pesca de merluza hubbsi y otras especies, ya que le corresponde casi el 70 por ciento de las capturas que se hagan anualmente en el país.

Se puede afirmar que el denominado Régimen de Administración por Cuotas Individuales Transferibles de Caputras (CITC) es la cláusula más importante de la Ley Federal de Pesca 24.922 que se pondrá en vigencia a partir del 1º de enero de 2010, después de haber sufrido casi 12 años de postergación, como lo puso de relieve, al anunciarlo, la presidente de la Nación. Cristina Fernández de Kirchner.

La CITC consiste en una concesión temporal del Estado a favor del titular de un permiso de pesca, que habilita a la captura de un porcentaje de la denominada Captura Máxima Permisible (CMP) de una especie determinada y cuya magnitud, expresada en toneladas, quedará establecida cada año en función de esa misma CMP.

Mayor importancia para el Consejo Federal

Pero la importancia del nuevo régimen no se termina allí, ya que institucionaliza y da realce al postergado Consejo Federal de Pesca, cuyo representante provincial es el secretario de la Producción de General Pueyrredon, ingeniero Horacio Tettamanti, y uno de los principales impulsores de la puesta en vigencia de la Ley de Pesca con estas modificaciones sustanciales.

Desde ahora, el Consejo tiene la facultad de reglamentar y dictar todas las normas necesarias para administrar convenientemente los recursos pesqueros. Y lo hará, como quedó expuesto, mediante el otorgamiento de cuotas de captura por especies, por buque, zonas de pesca y tipo de flota.

LA CAPITAL para interiorizarse sobre el pensamiento de los principales referentes y autoridades en esta materia, se entrevistó con el nombrado Tettamenti, además del director de Pesca de la Provincia de Buenos Aires y secretario general del Sindicato de Marítimos Pesqueros (Simape), Juan Domingo Novero, y con el director provincial de Planeamiento Portuario, profesor Eduardo Niella.

Estas sustanciales modificaciones aparecen en el artículo 27 de la Ley de Pesca, ya que reemplaza el sistema de "acceso olímpico" al recurso, que está actualmente en vigencia, por el ya mencionado CITC. La ventaja, sostuvieron los especialistas, está en que con el gobierno, por parte del Consejo Federal, tanto de la administración como de la fiscalización y control de los permisos de pesca, se logra "una explotación sustentable de la riqueza ictícola y principalmente, de esta variedad de merluza, que de pescarse indiscriminadamente, podría producirse su depredación, con posibilidad de su extinción en un plazo mediato".

Acuerdo cuatripartito

El sistema de "cuotificación", que viene siendo utilizada por los países de mayor explotación pesquera, surgió de un acuerdo consensuado entre las partes interesadas. A ello contribuyeron los gobiernos de la Nación y la Provincia, pero también, para dar total estabilidad a esta nueva metodología, también el sector empresario y los trabajadores, representados por sus sindicatos.

Como los permisos tendrán una vigencia de 15 años, las empresas podrán contar con mayor certidumbre para establecer sus negocios e incluso para blanquear a su personal y tomar nuevos trabajadores en el sector.

Otro de los beneficios es que con este sistema de transparencia, todos los sectores podrán conocer cuál es el volumen de captura, a fin de disponer el dispositivo industrial para su procesamiento.

En cuanto a los permisos de pesca, podrán considerarse como "habilitaciones otorgadas a buques para acceder al caladero", ya que la pesca en cuestión sólo la podrán realizar aquellos que tengan asignada una cuota determinada con antelación o en el caso de otras especies que no son la merluza hubbsi, una autorización de captura (AC).

En cuanto a los permisos de pesca vigentes, hasta que se asigne el CITC o AC- según la especie-, regirán los límites establecidos en los permisos históricos (los que rigen antes de la aplicación de esta Ley).

Expectativas favorables

* Horacio Tettamanti (representante de la Provincia de Buenos Aires en el Consejo Federal Pesquero): "la importancia de la pronta puesta en vigencia de la Ley de Pesca, y especialmente el artículo 27, en lo que se refiere a la cuotificación de la pesca de la merluza hubbsi y otras especies está dada por tres motivos: el consenso logrado para que comenzara a aplicarse; la fijación de un sistema científico para determinar la cuota que corresponde y por la fijación de controles eficaces para que se respeten sus normas". Esta Ley establece un marco regulatoria e institucional que en este sentido no teníamos y, por lo tanto, es una paliativo para la tan mentada inseguridad jurídica. Pero además le da al Consejo Federal Pesquero plena vigencia y el carácter de institución del que adolecía. En la práctica y con el tiempo de aplicación quedará determinado si esta Ley es buena, regular o mala, si consideramos la experiencia que han tenido al respecto otros países. Lo principal es que da certidumbre a la actividad pesquera, después de doce años en que tras ser sancionada y promulgada no se puso en vigencia. Un aspecto importante, y que es el fundamento de toda esta normativa es que preserva el recurso, con la fijación de una cuota de extracción y un límite máximo para evitar su depredación. Si hacemos números, podemos determinar la importancia de esta explotación, ya que le da al país un ingreso anual de mil millones de pesos. Asimismo, nuestros principales compradores son países de Europa, Estados Unidos y Japón que, a los que en suma exportamos, también por año, 800 mil toneladas".

* Juan Domingo Novero (director de Pesca de la Provincia de Buenos Aires y secretario general del Simape): "La Ley de Pesca y su principal cláusula: la cuotificación para la pesca de distintas especies, y principalmente la merluza hubbsi, es el resultado de un consenso cuatripartito, entre Nación, Provincia, empresarios y trabajadores, representados por sus sindicatos. Lo más trascendente para Mar del Plata está en que se nos adjudicó casi el 70 por ciento de las capturas de este recurso. Esto es muy importante porque se establece un acuerdo por 15 años, que da previsiblidad empresarial y laboral al sector, contribuyendo a que las empresas puedan establecer negocios e inversiones a más largo plazo con la certidumbre de que no será una opción aventurada. Y ello redunda en los trabajadores que verán mejorada su fuente laboral, podrán ser blanqueados e incluso, en muchos casos será una fuente de trabajo para los que son del oficio y están desocupados en el sector. Es importante que el Consejo Federal administre y controle las licencias y que se haya tenido en cuenta las capturas históricas, por lo que los buques que no cuenten con este requisito, no podrán explotar el recurso. Aquí no tenemos más de media docena con ese impedimento, mientras que el resto sumarán unos 400 buques".

* Eduardo Niella (director provincial de Planeamiento Portuario): "Si bien este tema no tiene que ver específicamente con mi área de gestión, puedo opinar como funcionario sensible a la problemática de la ciudad, y en la que la situación económica y laboral de nuestro puerto ocupa un lugar principal. Creo que hay varios aspectos trascendentes en la Ley de Pesca, y principalmente en lo relativo a la "cuotificación" en la captura de la merluza hubbsi. Desde el punto de vista político, es un acuerdo sólido porque proviene del consenso logrado entre los cuatro sectores que participan del área: el Estado, tanto nacional como provincial; el sector empresario y el de los trabajadores y sus organizaciones representativas. Unido a ello está el plazo de 15 años, que les da certidumbre a quienes inviertan en esta explotación, como también a los que se desempeñen laboralmente. Y en suma, se trata de una actividad previsible, porque cada empresa o buque que se dedique a la extracción de este recurso, sabrá que lo hace en el marco de una regulación que evite su depredación y con la seguridad de que tendrá que extraer la cuota asignada y no menos o más. Igual está el tema del plazo de dos años para la materialización de los convenios colectivos que benefician a los trabajadores".

Comentá la nota