Mar del Plata abre la temporada con el clásico de Avellaneda.

Hoy, a las 22.10, se enfrentarán Independiente y Racing; al contrario de los Rojos, la Academia jugará con la mayoría de sus titulares.
MAR DEL PLATA.- El escenario es el mismo de siempre, el torneo es la tradicional competencia que le da comienzo al año del juego de la pelota y los equipos elegidos para el certamen son los conocidos por todos, por eso la expectativa por el choque de esta noche entre Racing e Independiente sólo queda reservada para los hinchas, porque los equipos año tras año demuestran que esta competencia le genera más complicaciones que soluciones en sus preparaciones. El clásico de Avellaneda será el duelo que levantará, desde las 22.10, en el estadio José María Minella, el telón para el espectáculo de 2009 y en esta primera cita se pone en evidencia que la atención de los conjuntos está alejada de los amistosos veraniegos.

En las calles de esta ciudad, sobre las avenidas Peralta Ramos y Colón, los hinchas con camisetas de los Rojos y de la Academia marcan el pulso de lo que se vivirá está noche, en un clásico que se disputa aquí desde 1970, que los vio frente a frente en 17 oportunidades y en el que Independiente cosecha siete éxitos, Racing dos y hubo ocho empates.

Como es habitual, los primeros pasos en este tipo de competencias les permiten a los entrenadores ensayar con futbolistas que tradicionalmente no son titulares y buscan variantes en sus tácticas. De allí se desprenden alineaciones con juveniles; se utilizan este tipo de partidos para presentar a las nuevas caras, aunque claro, en los últimos tiempos cada vez sucede menos, porque se los reserva para el torneo oficial.

Si bien los equipos en los comienzos de las pretemporadas buscan la puesta a punto, especialmente, en cuestiones físicas, pretenden comenzar el año con el un resultado que les permita conservar el buen ánimo. "Este tipo de partidos no suelen ser los mejores. Todos apuntamos a optimizar la forma física, sin embargo, sabemos que en un clásico no se regala nada. Vamos a salir a ganar, siempre buscando un buen funcionamiento", dijo Juan Manuel Llop, anoche, antes de ingresar en el hotel Amerian, en esta ciudad.

En la Academia no son muchos los elementos con los que cuenta el DT Llop, por eso es que los jugadores que compondrán la formación titular son, en su mayoría, los que actuaron en el Apertura último. Sólo se producirá un debut: el de Gonzalo Pérez, de 17 años, que actuará como volante central junto con Claudio Yacob. Incluso, no estará Juan Carlos Falcón, el flamante refuerzo.

En Independiente se advierte con más claridad que apenas cumplirá con el compromiso y que en su cabeza cuenta el Clausura. El entrenador Miguel Santoro dejó a sus titulares en Buenos Aires realizando un exigente trabajo físico -esto está vinculado con las críticas que recibió el equipo por la preparación que realizó bajo la conducción de Claudio Borghi- y esta noche conformará una alineación con mayoría de juveniles. Incluso, en la defensa aparecen nombres como los de Emanuel Bocchino, de 20 años, o Mariano Viola, de 21 años, que no tienen más de dos partidos en primera.

"Siempre ganar un clásico es importante. Sin embargo, creemos que es un buen momento para que jueguen los chicos que habitualmente no lo hacen. En nuestra planificación está poner a punto físicamente a todos para el comienzo del campeonato", dijo Santoro, al llegar a esta ciudad y antes de alojarse en el hotel 13 de Julio.

Poco a poco empiezan a sacudirse la modorra. Vuelve la acción del fútbol grande. Renace la expectativa, aunque claro, por ahora la mejor versión de la cada uno de los equipos parece que recién se verá desde el 6 de febrero próximo, cuando el Clausura se ponga en marcha.

2 son los empates consecutivos entre Racing e Independiente en los torneos de verano (ambos 0-0); en 2006, la Academia se impuso por 2-1

Comentá la nota