"El planteo del gobernador es una barbaridad"

El deseo que hizo público el gobernador Oscar Mario Jorge de que exista un Tribunal de Cuentas que le cuide las espaldas es "una barbaridad", según interpretó la diputada provincial Claudia Giorgis, integrante del Frente Pampeano como referente del Partido del Frente.

"Nosotros queremos un Tribunal que controle al gobernador", dijo Giorgis.

"Después de haber escuchado al gobernador plantear semejante barbaridad para justificar la propuesta de designar un ‘oficialista’ si es posible ‘amigo del poder’ en el máximo órgano de control, no podemos menos que recordarle que este órgano de control no está para cuidarle las espaldas sino que debe estar para controlarlo al gobernador y a todos los funcionarios provinciales: controlar cómo gastan, cómo gestionan", advirtió la legisladora.

Insistió en que el TdC "debe estar para controlar que el gobernador gaste bien, no para cuidarlo a él; el Tribunal debe estar para cuidar los ingresos públicos. En realidad lo grave es la concepción que tiene Jorge sobre los órganos de control (que ya la ha demostrado desde hace muchos años) respecto de qué es lo que tienen que proteger".

"Indudablemente que la protección no debe ser a él ni al funcionario responsable del gasto –diferenció Giorgis– sino que lo que el Tribunal debe proteger es el interés público. ¿Qué pretende el gobernador: un órgano que le cuide las espaldas por el polideportivo de Ataliva Roca, por el megaestadio de Santa Rosa, por las casas de barrio, por el estado de las rutas? ¿O un órgano independiente que controle realmente la calidad de las obra pública?", se preguntó retóricamente la diputada.

Como la AGN

Giorgis añadió que "la designación de quien detenta el control del Estado Provincial debería seguir los preceptos de nuestra actual Constitución Nacional, cuando hace referencia a que la Presidencia de la Auditoria General de la Nación será designada por la oposición. El hecho de que sea a propuesta de la oposición designar al jefe del organismo técnico de control, sin lugar a dudas juega un rol fundamental que incrementa el marco de independencia entre el Poder Ejecutivo y el órgano de contralor".

"El espíritu la Auditoria General de la Nación, ha sido el de contribuir al fortalecimiento democrático, entendiendo el control como parte de la organización institucional del Estado. Nuestra legislación provincial plantea otra normativa, no obstante deberíamos darle un marco que caracterice a las autoridades de todos los órganos técnicos de control. Y en ese marco precisamente es necesario determinar que la mayoría parlamentaria necesaria para aprobar las designaciones de los funcionarios que componen el Tribunal de Cuentas debería no tener lugar a dudas, debería tener la unanimidad o al menos una mayoría especial", reiteró.

Obra pública

Giorgis remarcó especialmente la cuestión de la obra pública. "El control de la calidad de la obra pública es fundamental. La sociedad ha visto que las principales irregularidades se cometen en la obra pública, tema que será central en el 2010 (a la luz del presupuesto), sin embargo muchas de esas irregularidades nacen en el momento mismo de la adjudicación a empresas creadas al calor del poder que ocasionan mucho daño y pérdidas al Estado y a los pampeanos que el control formal no lo va a detectar, si lo detecta un control técnico (in situ, de campo) y el control político, en este caso de los legisladores".

"Por eso –resumió- consideramos que debemos seguir desarrollando esta labor profundizando esta tarea que a voluntad la hemos tratado de llevar adelante sin el marco jurídico ni las herramientas suficientes en la mayoría de los casos".

Comentá la nota