Plantearon a Cristina las consecuencias de la traba de Brasil a las exportaciones

Los gobernadores de La Rioja, San Juan y Mendoza revisaron con la Presidente la crisis que amenaza al sector agroexportador regional, porque Brasil limitó el ingreso de algunos productos. La mandataria convocó al embajador argentino en el país de Lula para analizar con urgencia la situación.
El gobernador Beder Herrera se reunió en la noche del miércoles con la presidente Cristina Kirchner, junto a sus pares de las provincias de Mendoza, Celso Jaque; de San Juan, José Luis Gioja y de Neuquén, Jorge Augusto Sapag. Se trató el problema provocado en las exportaciones a raíz de las medidas dispuestas por el gobierno de Brasil, que están afectando principalmente el ingreso de productos de estas provincias en el mercado brasileño.

Según informó el gobierno local, la jefa de Estado se mostró muy preocupada por la situación generada que incluye, en algunos casos, la retención de mercadería en la aduana brasileña por estas normas que rigen desde septiembre último.

La Presidente se comunicó con el canciller Jorge Taiana para que lo convoque al embajador argentino en Brasil, Juan Pablo Lohlé, para que este fin de semana se reúna con la ministro de Producción, Débora Giorgi, a los efectos de analizar con carácter de urgente la cuestión y, el lunes, el diplomático argentino informe de la situación a la Presidente.

Cabe recordar que el gobierno provincial, mediante notas firmadas por el gobernador Beder Herrera, expresó una "marcada preocupación" por las medidas dispuestas por el gobierno brasileño a través de la Secretaría de Comercio Exterior del país vecino.

El mandatario riojano remitió notas de igual tenor a la ministra de Industria y Turismo, Débora Giorgi; al ministro de Relaciones Internacionales y Culto, canciller Jorge Taiana y al ministro de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Julián Domínguez.

Mediante estas misivas, Beder Herrera solicitó a esos máximos niveles de la Nación , las gestiones necesarias para alcanzar una rápida solución a esa situación que pone en riesgo las exportaciones riojanas, la producción y el empleo.

Allí hace mención a la Portaria N º 28 del 14 de septiembre de 2009, dictada por el Gobierno de Brasil, que modifica las normas y Procedimientos aplicables al comercio exterior de ese país.

Esa modificación establece que todas las mercaderías que se importen al amparo de los beneficios de las zonas de Libre Comercio quedan sujetas a la aplicación de Licencias No Automáticas y las operaciones de importación de cualquier producto originario de Argentina que goce de arancel 0% deberán solicitar, previo al embarque de la mercadería, una autorización o licencia expedida por la Secretaría de Comercio Exterior de Brasil (SECEX), que debe ser gestionada por el importador con la factura pro forma de la operación. Para este trámite, dicha Secretaría dispone de 60 días hábiles para dar curso a la autorización.

Se entiende que estas medidas perjudican tanto a la provincia de La Rioja como al sector productivo y exportador aquí radicado, ya que hay conocimiento que existirían cargas retenidas en la Aduana de Brasil.

Comentá la nota