Plantean interrogantes sobre el impacto de la nueva estación terminal de ómnibus

"La nueva Terminal parece basada en un plan estratégico hecho por intereses económicos que desprecian una ciudad organizada y participativa", así lo manifestó el ex concejal, Jorge Salvador, quien hizo públicas las serias dudas que le genera la forma en que se llevan adelante los trabajos para el emplazamiento de la nueva estación terminal de ómnibus de la ciudad de Mar del Plata.

Mediante un comunicado, el ex edil afirma que "la nueva estación terminal es una obra largamente esperada por los marplatenses y turistas y después de años de trabajo le toca a este gobierno municipal hacerlo en parte realidad" y agrega que "este tipo de obras merece un gran número de consideraciones y nos promueve algunos interrogantes".

Al respecto, se pregunta "si es ese el sector urbano correcto para realizarla sin afectar el normal desarrollo de un barrio que vive en forma totalmente diferente a otros lugares mas dinamicos o si por falta de previsión le vamos a impostar una nueva forma de vida que les costará asimilar y que puede producir daños irreparables en su funcionamiento diario".

Continúa "más allá del lugar que provisoriamente se está utilizando, ya que la construcción no es una gran obra pensada para durar décadas, nos preguntamos por el hoy, si ante esta realidad ya consumada, se están realizando los estudios pertinentes, en pos de una ciudad organizada y de la calidad de vida de los vecinos".

"Me pregunto si se hizo un estudio urbanístico del alto impacto que la misma terminal ocasionará por su logico movimiento, si se observó si las calles de ingreso y egreso son las adeacudadas para el impresionante movimiento vehicular; se trata de informes técnicos que ante la seriedad de la cuestión deben ser transparentes y fehacientes, realizados por técnicos de accecibilidad", agrega.

"En cuanto a este punto, es de destacar que se pretenden realizar obras de ensanchamiento de avenidas sin la adecuada consulta a los vecinos; la ampliacion de la avenida Libertad merece una consideración particular por estar enclavada entre dos barrios sedentarios de costumbres tranquilas, y dialogando con los vecinos, y siendo parte del barrio, creemos que provocaría cambios también bruscos en el diario vivir de sus habitantes que no ven en esta obra un verdadero incordio producto de que no son consultados pomoviendo el consenso democrático en los temas de todos que con lo que los esperamos los podemos trabajar bien y entre todos, o terminaremos creyendo que los negocios públicos solo son de algunos" disparó.

Y continúa "esperemos que una vez con la obra en funcionamiento no nos encontremos con problemas que afecten la normal distribucion de agua corriente o los otros servicios en los domicilios particulares. Aquellos que destacan algo positivo que sería despertar un barrio postergado, estén seguros que lo harán pero de la peor forma, cambiando su forma de vivir porque todos sabemos que una terminal es un submundo con sus propias características que deben ser planificadas".

"En la misma línea, tampoco creeo que sea una solución al transito diario y que se promoverán problemas en lugares en los que no los hay, ya que aumentamos la polución y el amontonamiento urbano en lugar de buscar zonas alejadas de centro y del casco urbano de la ciudad", dijo.

A modo de conclusión, opina que "todo nos muestra que se quedan con las zonas comerciales más cotizadas de la ciudad, como el sector Güemes, eliminándole el submundo de la terminal que les molesta, aumentan las zonas comerciales y se quedan con el Centro Cultural".

"Naturalmente, como marplatenses queremos una terminal mejor y por eso también hemos trabajado, pero también una ciudad ordenada en la que la mayor parte posible de los vecinos se sienta consultado y parte decisiva de la ciudad. Esta terminal que puede ser muy aplaudida terminará por ser provisoria, y quizás me equivoque, pero sabiendo que también tendrá sus costos, como todo cambio, pero que deben ser afrontados si queremos un progreso que llegue a todos los sectores, terminará en el futuro por ser emplazada junto con la de trenes en una zona alejada como puede ser la autovía 2, pero siguiendo un plan estratégico hecho por la ciudad y no por intereses económicos que desprecian una sociedad organizada y participativa" finaliza.

.

Comentá la nota