"Planteamos el cambio, y la gente está conforme con la administración actual".

El líder del Pro felipista aceptó la derrota, pero destacó que creció con respecto a 2007, cuando fue con Lavagna. Tristeza y satisfacción por Miky, dolor por el PJ y palos para Laso-Linares-Salamanco, en especial para el ex diputado. Claudio Carnevale se piensa y piensa la elección.
En principio le agradezco a la gente que nos votó, más de mil personas. Se dispersó mucho el voto, hubo siete listas. No es como en otras épocas, en que un partido sacaba ocho mil y el otro, siete mil. El nuestro fue un voto bastante racional, pensado. Nuestra campaña fue con propuestas siempre serias, si criticábamos algo teníamos que tener una propuesta superadora, y si teníamos una propuesta, teníamos que decir de dónde salía la plata, para no desequilibrar el presupuesto municipal", expresó Claudio Carnevale a este micrófono, pasada la medianoche de ayer, en su domicilio particular. "Nosotros planteamos el cambio, y la gente está conforme con la administración actual", sentenció.

De todos modos, la elección de Criado no ha sido buena, y eso también puede leerse como que hay una intención de cambio.

-Habrá que ver los últimos datos. De todas formas ha sido muy buena la elección de la Coalición, porque si hubiesen llegado a un arreglo con Simón, no hubiesen metido los concejales que están metiendo, así que mis felicitaciones a ellos, y a la gente del campo, que sin dudas les dio un apoyo decisivo. Hay una muy buena elección de ´Bali´. Uno pensaba que estaba saturando con tanta publicidad y tanto despliegue de recursos, pero por lo visto a la gente le cayó bien. De todas formas ´Bali´ hizo una campaña con mucho esfuerzo, yo lo veía todos los días en todos lados… Muchos recursos también, muchas estructura, mucho marketing, y se nota que eso a la gente le gustó, sumado a su juventud, su humildad, su buena onda, porque es un tipo que no criticaba nunca a nadie.

Una muy buena elección de Miky, aunque no entra.

-Sí, pero sigue demostrando que tiene los votos que van más allá de lo que es la izquierda; Miky tiene votos por ser Miky. Va subiendo cada vez más, y algún día va a llegar, hay que insistir, insistir, insistir.

Imagino que en algún lugar, más como individuo que como líder de una lista, la gran elección de Miky te debe provocar satisfacción.

-Sí, sí, lógico. A nivel humano uno tiene sus afectos, y siempre yo todo lo que sea cambio, oxígeno, gente que tiene ética y que llega para ser coherente con su ideología, ser distinto a todo lo que hay y trabajar por el pueblo, es hermoso. Es una lástima que Miky no llegó, una lástima. Una lástima que yo no llegué tampoco, porque hubiésemos sido dos personas que de llegar al Concejo, dábamos vuelta Bolívar en seis meses. Pero el pueblo es soberano, la voz del pueblo es la voz de Dios, uno tiene que acatarla y hacerse la autocrítica de por qué no llegó.

¿Por qué De Narváez traccionó a la lista de Mosca y no a la tuya?

-Es una buena pregunta. No tengo respuesta para eso.

¿Será que vos te identificaste más con Solá, el componente más puramente peronista de ese frente? El electorado tal vez identificaba más a Mosca que a vos con De Narvaéz.

-Puede haber sido eso. De hecho, a la visita de De Narváez la usufructuaron más ellos, yo tuve un papel más que secundario. Tampoco nosotros tuvimos una infraestructura financiera acorde a la que tuvo el Pro, la nuestra fue muy inferior. Y también en recursos humanos. Tuvimos un pequeño grupo, con mucha calidad humana y capacidad intelectual, pero pequeño grupo al fin. También hoy nos desaparecieron muchas boletas, las únicas boletas robadas eran las nuestras… Pero no hay excusas. De todos modos, la idea era que el peronismo disidente, que gana en Buenos Aires y en el país, le diese al kirchnerismo la lección que le estamos dando.

Desde hace años venís luchando para despegarte de tu pasado junto al ex diputado Laso. ¿Parte del electorado te sigue ´facturando´ eso?

-Tampoco lo sé medir. Pero bueno, algún día podré despegar definitivamente de eso. Ya llevo seis años sin estar a su lado, estuve con Lavagna hace dos años, ahora con De Narváez, y ellos siguen siempre con el poder de turno. Algún día la gente se dará cuenta que mi despegue es real, y que yo tengo capacidad intelectual, de trabajo, idoneidad y conocimientos comprobados como para ser yo mismo. Por lo tanto insistiré, porque soy porfiado: en 2011 nos veremos en otra lista.

El PJ del escudo es quizás el gran derrotado del comicio.

-Sí, pero yo no lo personalizaría en Oscar Ibáñez, él es un buen tipo que puso la cabeza en esto. El PJ del escudo, el de Salamanco-Linares conducción, el PJ de Laso, es el gran derrotado en esta elección. Del ´83 a la fecha, nunca sacó tan pocos votos. Y eso también me duele, porque uno tiene su corazón.

Comentá la nota