Los plantaron y ahora los denunciaron

A la ausencia de Miguel Onetto, secretario privado del Gobernador, quien el martes comprometió su presencia ante los trabajadores en concflicto de PCP, este miercoles se sumó una denuncia a varios de ellos y a dirigentes gremiales que los acompañan en sus reclamos. Ramona Bóveda, con lágrimas y la voz entrecortada, dijo no saber "qué juego están jugando", y pidió que "alguien se digne a dar la cara".
Posadas (Línea Capital). Decepcionados y ahora también denunciados, los obreros autoconvocados de la Planta Celulósica Piray, de Puerto Piray, viven por estas horas los tramos más tensos desde que comenzaron a reclamar la recuperación de su fuente de trabajo y el pago de sus salarios adeudados.

"Lamentablemente el Gobierno nos jugó otra de sus malas pasadas, otra de sus mentiras, y no sabemos qué juego están jugando los funcionarios porque primero dijeron que vendrían y el pueblo estaba con muchas expectativas, y nuevamente, el secretario del Gobernador avisó que no podía venir, jugando de esa manera con el sentimiento, no sólo nuestro que venimos padeciendo hace más de un año este despojo, sino de mucha gente que siente afectada como consecuencia del cierre de nuestra fuente de trabajo". Así se manifestó Ramona Bóveda, una de las mujeres autoconvocados al referirse al "otro faltazo" de Miguel Onetto, quien había anunciado su presencia en Piray el martes, a las 20,30, pero que finalmente se excusó "por orden del gobernador" Maurice Closs, por la existencia de una denuncia de la Embajada chilena ante la Cancillería Argentina, por el corte al acceso a la Empresa Alto Paraná.

A la ausencia del funcionario provincial, este miércoles se sumó la denuncia que realizó Juan Pablo Larrateguy contra nueve obreros de PCP y algunos dirigentes gremiales "por entorpecimiento de servicios públicos", artículo 194 del código Procesal Penal.

La presentación se realizó en la Comisaría de Puerto Piray, en jurisdicción del Juzgado de Instrucción 2 de Eldorado, a cargo de Maria Teresa Ramos.

En su relato a la emisora La Voz Capital 99.3 sobre los momentos que viven los trabajadores, Bóveda, con la voz quebrada, explicó que "lamentablemente el Gobierno nos jugó otra de sus malas pasadas, otra de sus mentiras, y no sabemos qué juego están jugando los funcionarios porque primero dijeron que vendrían y el pueblo estaba con muchas expectativas, y nuevamente, el secretario del gobernador avisó que no podía venir, jugando de esa manera con el sentimiento, no sólo nuestro que venimos padeciendo hace más de un año este despojo, sino de mucha gente que siente afectada como consecuencia del cierre de nuestra fuente de trabajo",

Ramona enumeró entre esos afectados a los camioneros y los trabajadores de otra empresa. "Ahora simplemente queremos que alguien se digne a dar la cara y venga a decirnos la verdad de la cuestión; si ésta fabrica volverá a arrancar porque el gobernador no debe olvidar que si sigue gobernando es porque el pueblo creyó en él una vez más. Necesitamos que en forma urgente tomen una decisión porque esto no da para más. Anoche mucha gente se sintió mal, se fue desilusionada a sus casas y hoy no sabemos en qué estado está. Esto está tomando un color bastante oscuro y tenemos mucho miedo", dijo notoriamente emocionada.

Sobre la actitud del intendente Jorge Lezcano, la mujer relató que cuando el jefe comunal les anunció que se suspendía la reunión, se mostró muy preocupado. "También él se sintió defraudado por la actitud del Gobierno provincial", contó la mujer, para quien "lamentablemente el pueblo es tan pasivo que seguimos creyendo que alguien va a solucionar este problema. Pero ellos deben decirnos la verdad porque se trata de la comida de nuestros hijos, están jugando con eso".

Acerca de la posibilidad de preservar la fuente laboral, Ramona destacó que los empresarios les dijeron que "están igual que nosotros. A ellos tampoco los recibe el Gobierno y no tienen diálogo como lograr por lo menos un préstamo para reactivar la fábrica. Esto lo dijeron en una reunión el lunes a la noche. Pero nosotros seguiremos en asamblea permanente y no vamos a abandonar la lucha porque se trata de nuestra fuente de trabajo. Pero somos concientes de que hay una gran incertidumbre y tenemos mucho miedo de que mucha gente se quede en el camino, como consecuencia del desgaste y se abandone sin poder ver resultados, sobre todo porque hay una gran cantidad de gente mayor que ya no da más", remarcó Ramona Bóveda.

El titular del sindicato de Papeleros Mario Escurra, los obreros Enrique Ifran, Eduardo Giménez, Marcelino Ramírez, Julio Díaz, Ángel Rivero, Vidal Méndez, Enrique Arrúa, Oscar Benítez y los referentes de CTA Rubén Ortiz, Alejandro Carballo y Julia Jaquet, debieron presentarse durante la jornada de este miércoles a la comisaría de Puerto Piray para notificarse de la apertura de un sumario instruido "en el expediente 470/09 Larreteguy Juan Pablo denuncia".

Comentá la nota