La planta potabilizadora de agua de la ciudad en condiciones precarias

Una situación que muestra la desinversión en la provisión de agua para la ciudad y la urgente necesidad de construir una planta moderna. Las instalaciones son de 1948.
Máquinas de más de cincuenta años que no han sido modernizadas, un motor de extracción que comparte su ubicación con ocupas en la Central Caseros, sólo la mitad de las piletas de decantación en funcionamiento. De todas maneras no está en discusión el estado del agua que se presenta apto para el consumo humano.

Dentro de las diferentes denuncias y quejas que vienen realizando los empleados municipales, uno de esos puntos fue la situación de la planta potabilizadora de agua de Concepción del Uruguay.

La Prensa Federal efectuó esta semana una recorrida por sus instalaciones, las fotografías hablan por si sólo del estado que presenta y ahí se encuentra la explicación de porque algunos barrios, como por ejemplo María Auxiliadora no tienen presión de agua en estos día de calor intenso.

La bomba con el cual se extrae el agua desde el Puerto y desde la Toma están ubicados en uno de los galpones de lo que fue antaño la central Caseros, pared de por medio están residiendo personas que se transformaron en ocupas después de aquella creciente del año 1997, para colmo abrieron un boquete en la pared que deja a los motores a merced de cualquier zafarrancho si alguien se propone hacer daño. Para tomar dimensión de ello, si algo le suceda a ese motor la ciudad se queda sin agua a las pocas horas.

Sólo funciona una de las dos caleras, donde se coloca la cal para enviar a las canteras purificadoras que luego van hacia las piletas decantadoras, las cuales tienen una profundidad de siete metros y cada tanto deben ser limpiadas; en la recorrida de este medio se pudieron observar hasta mojarritas en ese lugar. En lo que es la boca de envío de agua hacia la sección de filtros no hay una reja para prevenir cualquier desgracia si algún empleado llegase a caerse y sea arrastrado por la presión del agua.

Los tanques de filtración definitiva están ubicados en un galpón que no está lo suficientemente sellado, se pueden observar los vidrios rotos en los ventanales y hasta aberturas en los techos por donde se llueve e ingresan pájaros, la materia fecal en los pisos denuncian su presencia, por lo que tranquilamente podrían caer sobre la misma agua, que luego es impulsado al tanque mayor para la distribución para toda la ciudad.

Los motores impulsores hacia el tanque distribuidor no trabaja a full porque los motores no dan a basto, por esa razón el agua no tiene la suficiente presión para llegar hacia algunos barrios de la ciudad, además de los inconvenientes con las cañerías.

Entre empleados efectivos de planta y contratados hay 24 en total, de los cuales siete son contratados de cooperativas.

Arreglo

Según informaron desde prensa de la Municipalidad se solucionó el problema eléctrico que impedía que funcionara el sistema de bombeo de agua desde la Toma, por lo que ahora otra vez están en marcha las dos bombas extractoras.

Comentá la nota