Una planta depuradora hará llegar menos desechos al río

El gobierno nacional iniciará la construcción de la obra que permitirá tratar los afluentes cloacales del Conurbano que se descargan en el Río de La Plata. Es un reclamo histórico de Berazategui, que padece los desechos en su costa.
El 20 de enero se realizará un acto que dará inicio a las obras de construcción de una planta depuradora de afluentes cloacales para que los desechos del Conurbano no lleguen al Río de la Plata sin ningún tipo de tratamiento, como sucede hasta ahora.

El acto será encabezado por la presidenta Cristina Kirchner, y estará en compañía del intendente de Berazategui, Juan José Mussi, quienes simbólicamente inauguraran las obras en la intersección de la calle 14 con Ribera.

Esta planta será construida por firma brasilera Camargo Correa con un presupuesto de 400 millones de pesos y tendrá una dimensión de 180 x 400 metros y el Sistema de Bombeo y el Emisario rondará los casi 4 metros de diámetro.

La planta separará sólidos densos como arena, canto rodado, metales, escombro, sólidos flotantes y grasas, que irán al Ceamse y luego completará el proceso con un conducto de 7,5 kilómetros de largo de los cuales los últimos 1.500 metros tendrán difusores que provocarán la dilución y digestión de los contaminantes en el Río.

La presidenta aseguró que con esta obra "estamos tratando de saldar una deuda" porque a través de esta planta de líquidos cloacales "desagota no solamente la Capital Federal en su totalidad, sino toda la parte Norte de la provincia de Buenos Aires, y esto lo sufrían los vecinos de Berazategui", afirmaciones vertidas durante el acto de apertura de sobres correspondiente al llamado a licitación pública para la construcción de la primera etapa de la Planta Depuradora.

"Estamos haciendo la inversión mas importante en materia de saneamiento ambiental de los últimos 20, 30 o 40 años", afirmó la PresidentaFernández al encarar esta obra junto con la Planta Potabilizadora de Agua en el Paraná de las Palmas anunciada días atrás, porque "las obras de saneamiento ambiental contribuyen a la salud pública" y son tareas "indelegables del Estado".

En esta etapa inicial, se construirá la planta de depuración, una estación elevadora de entrada, unidades desarenadoras y desengrasadoras, equipadas con puentes barredores de fondo y de superficie, instalaciones para transporte y acondicionamiento para la disposición de los sólidos retenidos en el proceso, además de áreas auxiliares.

Esta obra responde a los reclamos realizados por Berazategui y otros distritos para que se construya la planta, obligación que había contraído Aguas Argentinas en 1993 cuando se hizo cargo de la concesión del servicio aunque nunca avanzó con los trabajos.

Comentá la nota