Sin planes en Zárate cuando el turismo suma récords

Con el crecimiento registrado en el movimiento de veraneantes la "industria sin humo" recupera posiciones, sin embargo en nuestro Medio no se vislumbran proyectos sustentables. Si bien algunos parecieran superadores no tienen un hilo conductor que los hilvane estableciendo una sinergia que favorezca al sector público por cierto, al privado.
Dentro de la clasificación del Turismo se puede hallar el Turismo Nacional o Doméstico que es el movimiento de turistas dentro del mismo país y luego existe el Turismo Internacional, que es el caso que se presenta cuando hay desplazamientos entre un país y otro.

Los primeros movimientos turísticos organizados se dieron durante la época romana cuando se impuso entre las clases más ricas el veraneo para ir a los balnea-rios y a las termas. También se pusieron de moda los denominados itinerarios gastronómicos.

Hoy el país y particularmente la provincia de Buenos Aires, pasa por un momento de esplendor turístico ya que las estadísticas "soñadas" se dieron durante este enero que acaba de fenecer.

Lamentablemente, este esplendor encontró a Zárate, en un momento de nula gestión en materia de Turismo, sin un hilo conductor que enhebre cada uno de los pasos necesarios para que el Distrito, pueda lograr una parte de esa torta bonaerense que en su mayoría se lleva la Costa Atlántica, aunque si se suma el miniturismo, el Delta no le va en zaga.

Nada que ver

Hay dos facetas importantes que si son bien aprovechadas pueden estar al servicio del zarateño y que las aporta una buena gestión turística comunal.

Una está relacionada con que el vecino pueda disfrutar de su ciudad, a través de la provisión de un balneario, un camping, un sector de disfrute al aire libre, con las mayores comodidades que se puedan brindar.

Tener un río puede ser una bendición para cualquiera, pero el problema es cuando se le da la espalda y no se lo defiende como un bien preciado que es parte de toda la comunidad y también del Distrito.

Otro punto interesante es la generación de una economía regional a partir de los atributos naturales que posee el Distrito, los cuales se entrelazan con un objetivo turístico y en beneficio tanto de la recaudación comunal como de los emprendimientos privados.

Este 2010, a pesar del boom tu-rístico, ha encontrado a la comuna paralizada en torno a uno o varios proyectos, pero que no se suben a un tren en común, con destino turístico y además, social.

El cierre del balneario, más allá de que les pese a las autoridades aparece como "socialmente inco-rrecto" si uno mira a los vecinos que se quedan sin ese solar.

Pero es además "turísticamente incorrecto" si se piensa en que el potencial zarateño dado por los recursos naturales se pierde en medio de nuevos proyectos que nadie sabe si se concretarán.

Dos puntos quedan al desnudo, por un lado, se anuncia la prórroga para tener una nueva Terminal acorde a las necesidades. Hoy quienes visitan Zárate llegan a la ubicada en Mitre, donde reina el caos, no hay una Oficina de Información a los turistas y los baños (si así se les puede llamar) apestan.

Quiere decir que el primer recibimiento ya es para espantarlos. El segundo estaría dado por decirles, "no se metan al agua" aunque el calor apremie, Tampoco hay parrillas cerca del río. "Estamos en obra" es la premisa y el foráneo (sin herir susceptibilidades) se pregunta para que vino a un lugar donde lo están echando.

Entonces uno se interroga acerca de si ese mismo turista que hoy echan será al que luego quieran invitar en marzo para que camine por las calles de la "Capital Provincial del Tango".

Enhebrar ideas

La Terminal recibe al Turismo, el Paraná, la Costanera, el Master Plan y todas las ideas que pululan, son para acogerlo. Faltan los proyectos de la inversión privada y el incentivo hacia ellos, que todavía no fue dado a conocer por las autoridades.

Falta desarrollar la isla, los pueblos turísticos rurales como Escalada y cada metro cuadrado de inmejorables ambientes naturales locales.

En medio del boom turístico bonaerense, mientras llueve sopa Zárate está con un tenedor en la mano y es bueno empezar a ver la situación, con la mayor crudeza posible para darse cuenta de la buena posibilidad existente y al mismo tiempo la falta de proyectos interconectados como para poder lograr buenos resultados y aprovechar las circunstancias.

Récord de enero

Enero de 2010 resultó el mejor mes en materia de movimiento turístico de los últimos diez años. Según adelantó el secretario de Turismo, Enrique Meyer, la tendencia podría estirarse a toda la temporada de verano.

Según datos provisionales, unos 9,5 millones de turistas habrán viajado por todo el territorio argentino cuando acaba de finalizar el primer mes del año.

El aumento de turistas respecto al mismo mes de 2009 será entonces de 10,2 por ciento, según destacó un comunicado de la Secretaría de Turismo.

"Las perspectivas para febrero y marzo son similares, por lo que estamos ante la posibilidad de una temporada estival récord", señaló Meyer.

Los datos preliminares refieren que estos resultados positivos se registran tanto para residentes argentinos que vacacionan dentro del país como para los extranjeros.

Comentá la nota