Los planes sociales del Gobierno alivian las cuentas de Scioli, pero le quitan poder

Los últimos anuncios sociales del Gobierno nacional provocarán fuertes cambios en los planes distribuidos por la Provincia de Buenos Aires. Desde el Ministerio de Desarrollo Social bonaerense aseguran que la Asignación Universal para la niñez, y el plan Argentina Trabaja para las cooperativas, descomprimirá la asfixia en la que se encuentra esa dependencia por contar con escasos recursos para las políticas sociales. Sin embargo, reconocen que de ese modo pierden una herramienta de asistencialismo, vital para la construcción política, a manos de la administración kirchnerista.
Pese a que en el Gobierno nacional admiten que la reestructuración de la asistencia social reducirá la injerencia de Scioli en cuestiones sociales, aseguran que este no fue el objetivo, sino erosionar a los grupos piqueteros.

En la Casa Rosada aseguran que la nueva distribución de planes ocasionará un "quiebre" en la estructura piquetera y que las organizaciones protestan porque "saben que se les está diezmando su poder". "Si no manejan planes, su capacidad de movilización va a quedar reducida al mínimo, pero no su capacidad de daño. Es posible que se radicalicen y protagonicen acciones más violentas, más características de los grupos pequeños", analizan en el Ejecutivo.

"La Asignación Universal modifica todas las políticas sociales", explicó Hernán Letcher, director de Políticas Sociales Productivas del Ministerio de Desarrollo Social bonaerense, en referencia al decreto que firmó la presidenta Cristina Fernández para otorgar una asignación universal por hijo de $ 180. Letcher agregó: "Seguramente los grupos más vulnerables dejarán de ser los menores y pasarán a ser los chicos de 18 años, con quienes comenzaremos a trabajar más profundamente".

Los programas Barrios Bonaerenses y el Derecho Garantizado para la Niñez serán los primeros en ser redireccionados. Barrios Bonaerenses cuenta con $ 144 millones presupuestados para 2010 y está destinado a brindar $ 150 a cerca de 61 mil desocupados. De acuerdo con lo que prevén los funcionarios del gobierno bonaerense, este plan podría quedar acotado a casi veinte mil beneficiarios que no tienen hijos y que no podrán acceder a la Asignación Universal. Esta disminución en los destinatarios reduciría el atraso en los pagos que tuvo este programa en el último mes. "El último pago de Barrios Bonaerenses se hizo el 28 de octubre. En Provincia nos dijeron que no tenían la plata. Cuando amenazamos con la toma del Ministerio, Nación giró los fondos. Acordaron que hasta que funcionen las cooperativas, el Gobierno pagará los planes bonaerenses en noviembre y diciembre", aseguró a PERFIL un dirigente piquetero.

El plan que se eliminaría es el Derecho Garantizado para la Niñez, que cuenta con un presupuesto para el próximo año de $ 27 millones de pesos y está destinado para niños de hasta seis años. Este programa funciona en la Provincia como la Asignación Universal y otorga al beneficiario cien pesos por cada hijo, frente a los $180 del programa nacional.

El peronismo impulsa la reforma bonaerense

Pese a que esperarán a que la reforma política nacional sea aprobada por el Senado, en la Provincia de Buenos Aires buscan avanzar rápidamente con su propia reforma.

Para lograr este objetivo, el vicegobernador Alberto Balestrini convoca todas las semanas a reunión al Consejo Provincial Justicialista, en donde se delinea la iniciativa.

La propuesta contempla la realización de elecciones primarias, abiertas, obligatorias y simultáneas para la selección de candidatos a cargos públicos electivos. Esta convocatoria deberá realizarse en un único acto electoral, resultando compulsivo para todos los partidos políticos, agrupaciones municipales y alianzas.

Uno de los puntos que genera mayor discusión en el peronismo es la posibilidad de que las internas en la Provincia puedan ser convocadas en fecha diferente a las internas para candidatos nacionales.

En cuanto a las adhesiones, para participar en las elecciones primarias las listas deberán obtener la adhesión de por lo menos el cuatro por mil del padrón general de acuerdo a la categoría de que se trate.

El proyecto que impulsa el PJ bonaerense establece además el sistema D’Hont para la elección de candidatos internos en cada una de las fuerzas, en reemplazo del método de cociente que se aplica en la actualidad para elegir legisladores provinciales, intendentes y concejales.

Comentá la nota