Planes para los más pobres

La acompañará la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner. Presentarán un plan de fomento a las cooperativas de desocupados y microemprendedores. También se ampliarán los beneficios de los monotributistas sociales.
Hace mucho que no se la escucha en un acto de la Presidenta. Con el tiempo su figura se había convertido en sinónimo de bajísimo perfil mediático. Pero el impacto cada vez más fuerte de la crisis económica sobre el sector privado –que en la Argentina ya afecta la generación de empleo– está obligando a actualizar la política social, a adaptarla al nuevo contexto. Esas y otras razones explican que la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, vaya a acompañar a Cristina Fernández en el anuncio de iniciativas dirigidas a los sectores más pobres. Su reaparición se concretará mañana a las 19, en la quinta de Olivos. Con dos mil personas invitadas, la Presidenta y su cuñada anunciarán la puesta en marcha de un plan de fomento a las cooperativas de desocupados y microemprendedores por alrededor de 400 millones de pesos. En el acto también se anunciará la ampliación de los beneficios de los monotributistas sociales, como la extensión de la cobertura médica a su familia. En el Gobierno deslizan que también se darán a conocer otras medidas, todas destinadas a los más pobres.

El plan de fomento a la economía social está dirigido a los desocupados y subocupados organizados en cooperativas que presten servicios, produzcan bienes o se dediquen a la construcción: en este último caso, hay varias cooperativas que ya están funcionando en algunos municipios del conurbano. Se dedican a las tareas de refacción de escuelas y viviendas, limpieza de calles, mantenimiento de escuelas y veredas. Según el Ministerio de Desarrollo Social, apoyar a esas cooperativas permitirá compensar la caída en la ocupación que se está empezando a comprobar en el sector privado. Es una suerte de keynesianismo de menor escala e impacto rápido. El plan que lanzará el Gobierno dependerá de la cartera de Alicia Kirchner: al frente estará el secretario de Coordinación y Monitoreo Institucional, Carlos Castagneto. Debajo en el organigrama, también tendrá injerencia el dirigente del Movimiento Evita Emilio Pérsico, recientemente designado subsecretario de Comercialización de la Economía Social.

Según los rumores que corrían ayer en la Casa Rosada, el anuncio de mañana podría hacer realidad alguna de las demandas históricas en materia social. La más conocida es la asignación universal por hijo. “Van a ser anuncios importantes”, vaticinaron a Página/12 desde el Ministerio de Desarrollo Social. Lo que es seguro es que el Gobierno ya decidió subir los montos que se cobran por pensiones no contributivas, un beneficio que suelen recibir las familias más pobres entre los pobres. Otra de las mejoras que se anunciará en Olivos es la ampliación de los beneficios que reciben los trabajadores por cuenta propia que forman parte de la economía social: se trata de personas que suelen hacer aportes en forma esporádica, según las variaciones de su actividad. Esos monotributistas de bajos recursos tienen la posibilidad de optar por una obra social que les preste cobertura médica. La novedad es que ahora su familia recibirá la misma atención.

El Gobierno tiene mucha expectativa en la repercusión de las novedades que se anuncien mañana en Olivos. Ayer se estaba trabajando en la Rosada para preparar una serie de spots que acompañen el lanzamiento. El anuncio de medidas dirigidas a los sectores más pobres también responderá a un debate profundo que circuló los últimos meses en los primeros niveles de la administración nacional. Algunos funcionarios y otros que lo fueron venían cuestionando el acento que puso el Gobierno en las medidas pro-oferta –subsidiar al sector empresario– y no tanto en el fortalecimiento de la demanda, sobre todo de los más humildes. Ese argumento destacaba que una inyección de fondos sobre los ingresos de los más pobres siempre tiene un correlato en el consumo, ya que estos sectores tienen poca o nula capacidad de ahorro. “No se va a anunciar un cambio, sino una acentuación de las políticas sociales. El objetivo va a ser rescatar el trabajo, generar trabajo”, dijeron a este diario desde el edificio de 9 de julio y Belgrano.

Comentá la nota