Planean trasladar potasio en tren desde el sur de Mendoza hasta Bahía Blanca

Extenderán las vías de Cordero al sur de la Provincia cuyana. El trazado definitivo depende de un estudio. Cuando el proyecto estuvo en manos de Rio Tinto se puso en marcha una planta piloto que dio resultados positivos.
La empresa brasileña que explota el proyecto Potasio Río Colorado en el sur de Mendoza, Vale do Rio Doce, llevará su producción hasta el puerto de Bahía Blanca íntegramente en tren, sin el intercambio con camiones previsto originalmente en El Chañar.

Tenderá las vías desde Contralmirante Cordero, hasta donde llegó el ferrocarril en algún momento, hasta la mina del departamento Malargüe, lo que supone una inversión de decenas de millones de dólares.

Serán más de 250 kilómetros de nuevas vías, una infraestructura que Neuquén anhela desde hace años para cruzar la cordillera con el Ferrocarril Trasandino, informa "Río Negro".

Luego de muchos años, en los que el proyecto estuvo en manos de tres empresas sucesivamente, Vale do Rio Doce acaba de obtener permiso oficial para iniciar la explotación, que está destinada al mercado brasileño. Cuando estaba en manos de la angloaustraliana Rio Tinto había puesto en funcionamiento una planta piloto, con resultados altamente positivos.

La empresa tiene adjudicado un bloque en la provincia de Neuquén, cerca del yacimiento mendocino, donde avanza a paso mucho más lento en tareas de exploración. Carlos Portilla, el director de Minería de Neuquén, tiene expectativas de que la búsqueda será exitosa ya que se trata de la misma cuenca.

Fue, precisamente, Portilla quien confirmó que Vale do Rio Doce tomó la decisión de transportar la producción, unas 2.400.000 toneladas por año de potasio, a través del ferrocarril. Aclaró que el trazado definitivo dependerá de un estudio de impacto ambiental.

En el mundo hay 160 países que demandan este mineral industrial y sólo una docena que lo producen. Río Tinto empleaba en la fase experimental del proyecto entre 150 y 200 personas, pero se estima que la construcción de las instalaciones demandaría de 1.000 trabajadores.

Se trata de un impacto laboral y económico que tiene a Rincón de los Sauces como posible beneficiado, aunque el compromiso con el gobierno de Mendoza es darle prioridad a la mano de obra de Malargüe. De todos modos, la localidad neuquina es, por lejos, el punto de contacto más cercano del yacimiento.

Una vez que esté en operación se estima que en la planta de producción de potasio podrían trabajar entre 450 y 600 personas.

Desde un principio se planeó transportar el potasio a Bahía Blanca en tren, pero la idea era llevar las vías hasta San Patricio del Chañar y desde allí construir una ruta privada hasta el yacimiento.

Si la ruta privada ya parecía una obra faraónica, la decisión de construir un terraplén de más de 250 kilómetros y montar una vía habla de la rentabilidad del proyecto. Se calcula que la facturación anual podría ser de 500.000.000 de dólares.

Comentá la nota