Planean subir hasta 900% las multas ambientales

El municipio mandará el proyecto al Concejo. Quiere que el castigo "duela" y disuada las infracciones, como alimentar basurales o sacar residuos fuera de horario. En 2008 ya aumentaron hasta 1.000%.

Que lo que no se respeta por conciencia ambiental, se acate para cuidar el bolsillo. Eso busca un proyecto de ordenanza que el Ejecutivo se prepara para enviar al Concejo Deliberante, destinado a elevar fuertemente los montos de las multas aplicables a quienes cometen faltas contra el medio ambiente.

La iniciativa incluye un ajuste que, en muchos casos, multiplica por 10 los valores actuales, que ya sufrieron subas de hasta mil por ciento al inicio de 2008.

La lista de infracciones "verdes" incluye transgresiones como tirar residuos en basurales, violar las normas que regulan el mantenimiento de baldíos privados y hasta sacar la basura domiciliaria a la vereda fuera de los horarios de recolección que corresponden a cada zona de la ciudad.

La Secretaría de Ambiente municipal –autora de la iniciativa– estudia, además, cómo tipificar como infracción una conducta muy habitual, hoy no "castigada": arrojar basura a la calle desde un auto.

"Estamos analizando el marco legal, pero en principio no pareciera haber obstáculos para que se incluya como falta", señaló Fernando Cámara, titular de Ambiente. El funcionario explicó que esta reprochable costumbre es equiparable a la del peatón que tira residuos al piso, pero resulta más fácil de controlar debido a que el acta de infracción puede labrarse con los datos del auto, de la misma forma en que se aplica una multa por conducir hablando por celular, por ejemplo.

"Extremadamente altos". Cámara adelantó que el proyecto busca dejar en niveles "extremadamente altos" los valores de las multas aplicables a las faltas medioambientales. "La experiencia nos muestra que las multas deben ‘doler’ para tener el efecto que buscamos, que no es recaudar sino justo lo contrario: disuadir al infractor de cometer la falta", señaló.

Y citó un ejemplo: "Una de las medidas que mejor resultado nos dio cuando incrementamos las multas y castigos por primera vez fue habernos habilitado a secuestrar equipos y vehículos de aquellas personas que encontramos, in fraganti, violando las normas de generación, transporte y depósito de residuos industriales y escombros. Retuvimos más de 40 camiones y eso bajó muchísimo esas faltas". Según dijo, fue porque el secuestro significó un perjuico económico mayor para los particulares, cuya falta más habitual es la descarga de escombros y otros residuos en basurales a cielo abierto.

Para esas inconductas, ahora volverán a subir fuerte los valores de las multas: de un mínimo de 5 mil pesos a un máximo de 15 mil pesos, el Ejecutivo quiere elevarlas a 10 mil a 30 mil pesos.

El proyecto oficial pondrá particular énfasis en incrementar los mínimos ya que, según la estadísticas, el Tribunal de Faltas suele fijar el valor a pagar por el multado en el número más bajo.

Cámara destacó que esta novedad legal en materia de ambiente tendrá un "excelente" complemento en un proyecto impulsado por el legislador independiente Fernando Masucci, que el Ejecutivo "apoyará fuertemente".

Esa iniciativa endurece las sanciones para los dueños de baldíos que nos los cercan ni limpian como obligan las ordenanzas, y crea un mecanismo ágil para forzarlos a que los cierren con tapia

Comentá la nota