Planean recuperar 20 mil hectáreas para el turismo y la industria maderera

La iniciativa se dividirá en dos proyectos de ley. Primero se constituirá una comisión con la finalidad de que recabe toda la información necesaria de las zonas. Luego se sancionará otra ley donde se destinará los terrenos recuperados al turismo y a la plantación de árboles cuyo destino podría ser la industria de la madera.
Con el control del río San Juan originado por los dos diques que hasta el momento se encuentran en su cause, las posibilidades de aumentar la superficie cultivable se aumentaron. Pero de forma simultánea, ese control permite evitar desbordes e inundaciones en zonas donde hasta el momento se encuentran inhabilitadas por esos caprichos propios de la naturaleza. Con la finalidad de poder lograr la ocupación y explotación de al menos unas 20.000 hectáreas es que el diputado por el departamento de Caucete, Antonio Salva, ha presentado un proyecto que apunta directamente a lograr re utilizar esas tierras.

La iniciativa se divide en dos. En primer lugar, el proyecto que tomó estado parlamentario la semana pasada y espera su tratamiento en próximas sesiones, apunta a crear un consejo provincial. Éste será integrado por representantes de la Dirección de Hidráulica, de la Cámara de Diputados, del Ministerio de la Producción, de la Subsecretaria de Medio Ambiente, representantes de la dirección de Geodesia y Catastro y un representante del Instituto Nacional de tecnología Agropecuaria. Este consejo tendrá la función de realizar un relevamiento y recopilación de datos necesarios para determinar los propietarios de las tierras y delimitar realmente el campo a recuperar. "La verdad es que se necesita una gran cantidad de información, que hoy está totalmente diseminada en varias reparticiones. Ésa será la tarea del consejo", aclaró Salva.

Dicho consejo tiene plazos que cumplir y deberá presentar el relevamiento antes de que comience el próximo periodo de sesiones ordinarias, es decir en abril de 2010.

Con la información relevada es que se pasaría a la segunda etapa de la iniciativa, que es la sanción de una ley donde se detallarían los trabajos que el Gobierno, con ayuda de privados deberán realizar en las márgenes del río San Juan. Cabe aclarar el campo de acción comprendería las márgenes que se extienden desde Chimbas pasando por Albardón, Angaco y San Martín, llegando hasta el departamento de Caucete.

La iniciativa, que sería abordada en 2010, ordenaría trabajos de remoción de suelos y reencausamiento del río. Para ello el gobierno de la provincia, los municipios y el aporte de privados que ya han adelantado su colaboración a futuro, se lograrían realizar las obras más pesadas.

Luego vendría la etapa de forestación de las zonas recuperadas. Pero antes de que eso ocurra deberían tenerse delimitados los terrenos y consensuado el destino de cada uno de ellos. Por un lado, un porcentaje podría ser utilizado por sus propietarios para el incremento de la superficie cultivable. Por otro, los municipios podrá concesionar o construir complejos turísticos que podrán aprovechar el lecho del río, como ocurre en otras provincias. Esta última posibilidad, la tendrían departamentos como Albardón, Chimbas, Angaco y San Martín. En el caso de Caucete, por encontrarse el desagüe de los líquidos cloacales que provienen de la planta de tratamiento del Bajo Segura, el cultivo de árboles sería la salida.

"Toda la zona del río San Juan que llega hasta Caucete, no puede ser utilizada para el turismo ni el cultivo, pero si para la forestación. Es por ello que se podría incentivar la forestación y en un futuro no muy lejano transformar la zona en un polo de desarrollo de la industria maderera, actividad que poco explotada está en la provincia", aclaró Salva.

Comentá la nota