Planean acelerar los plazos del juicio por Cromañón

Planean acelerar los plazos del juicio por Cromañón
El Tribunal Oral en lo Criminal 24 manifestó en la audiencia su voluntad de optimizar el tiempo y acelerar tanto como sea posible los plazos del juicio por la tragedia de "República de Cromañón".
La jueza María Cecilia Maiza recordó a las partes que por el inconveniente de salud que atravesó su colega Raúl Llanos, nuevamente en el estrado, el debate se suspendió casi un mes, por lo que les informó de una reestructuración del cronograma elaborado cuando comenzó el juicio.

Entre otros aspectos, Maiza señaló que las audiencias comenzarán media hora antes, se interrogará a no menos de cinco testigos por sesión, y exhortó a los letrados a no insistir en preguntas poco conducentes, ya formuladas por otro abogado, o respondidas por los testigos en la etapa de instrucción.

Adhiriendo a esa postura, el fiscal Jorge López Lecube desistió de 24 testigos, algunos de los cuales no habían declarado nunca en el expediente, en tanto que pidió que los dichos de otros, que sí se habían presentado, se incorporaran por lectura.

Maiza informó que, "estimativamente", el tribunal se propone extenderse hasta el próximo 6 de abril con el denominado "bloque estrago", es decir lo relacionado directamente con el incendio del local.

Una vez concluida esa etapa, llegará el momento de las ampliaciones de indagatorias, que darán lugar a su término al "bloque funcionarios", en el que se analizará el incumplimiento o no de sus deberes por parte de los imputados.

Los policías que declararon esta mañana pertenecían a la comisaría séptima de la Policía Federal cuando se produjo el incendio, y relataron lo que recordaban de aquella noche.

El sargento José Paz señaló haber visto en Plaza Once, donde estaba su puesto, a "muchos chicos" que llevaban pirotecnia y "evidentemente" iban al recital de "Callejeros".

Explicó que por su atuendo, banderas y carteles, era obvio que se dirigían a Cromañón, aunque no pudo determinar cuántos menores se cruzaron con él exhibiendo elementos de pirotecnia, pese a la insistencia del abogado de los músicos, Martín Gutiérrez.

El sargento aseguró haber entrado "varias veces" en la discoteca, recordó que "no se veía nada", mencionó al ser consultado que los bomberos contaban con máscaras para trabajar, y admitió haber sido asistido en el hospital Churruca tras su participación en los rescates.

Si bien reconoció que la recepción de los jóvenes cuando su grupo llegó al local fue hostil, y admitió como propia una declaración en primera instancia según la cual en la oscuridad reiteradamente quisieron robarle el arma, sostuvo que "en líneas generales dejaron trabajar".

Comentá la nota