El FCS planchó nuevamente la designación del Defensor del Pueblo

El FCS planchó nuevamente la designación del Defensor del Pueblo
El bloque del FCS del Concejo Deliberante capitalino, desaprobó ayer el dictamen de minoría que promovía al abogado Marcos Denett para el cargo de Defensor del Pueblo, tal como lo había propuesto el Bloque Solidaridad. De esta manera, el oficialismo dejó sin efecto el concurso y deberá realziarse un nuevo llamado, el que deberá ser durante el próximo período de sesiones ordinarias, es decir, el año que viene.
La votación arrojó como resultados 3 votos favorables, 8 por la negativa y dos abstenciones. De esta manera, quedó rechazado el dictamen de minoría y el cuerpo pasó a un cuarto intermedio dónde se elaboró un decreto para esa votación.

Cronología

La sesión dio inicio pasadas las 13 y finalizó cerca de las 16.30 con la presencia de 13 concejales, por la ausencia -justificada- de Luis Fadel.

La Sesión Especial relacionada al concurso del Defensor del Pueblo, comenzó con la aclaración por parte del presidente, Simón Hernández, del proceso a seguir para el tratamiento del expediente conforme a lo que acordaron los titulares de todos los bloques, en Labor Parlamentaria.

En ese sentido, se leyó primero el informe del Asesor Legal del Cuerpo del cual se desprendió que los pasos formales y procesales fueron cumplidos en el concurso y que el único dictamen que podía ser tratado por el cuerpo era el de minoría, elaborado por el concejal Eduardo Bustamante (bloque Solidaridad), no pudiendo tratarse el de mayoría (así dispuesto por la Corte de Justicia provincial). Leído el dictamen de minoría, hizo uso de la palabra Bustamante, como así también los ediles Hugo Argerich y Carlos Guzmán.

Los primeros solicitaron su aprobación y el edil Carlos Guzmán, luego de resaltar la importancia de la figura del Defensor del Pueblo y marcar que la ordenanza de creación del mismo fue aprobada por unanimidad, solicitó su rechazo. La votación negativa, se basó en los argumentos emitidos por la Asesoría Legal en cuanto a que el dictamen de la minoría padecía de "manifiesta arbitrariedad en su evaluación e insuficiencia de fundamentos, que permitan resolver favorablemente las conclusiones vertidas por el Bloque Solidaridad en dicho instrumento. Decisión ésta que implicaría dejar sin efecto el concurso".

Por su parte, la aprobación determinó:

a- El rechazo de las observaciones e impugnaciones planteadas por los postulantes, por referirse las mismas al informe de mayoría que el cuerpo estaba impedido de tratar.

b- El rechazo del dictamen de minoría que proponía al Dr. Marcos Denett como Defensor del Pueblo, por no haber obtenido los votos necesarios para su aprobación y por las arbitrariedades ya mencionadas.

c- La finalización del concurso, que quedó sin efecto no pudiendo ser convocado nuevamente hasta el nuevo período ordinario de sesiones, es decir en el 2010, conforme a la reglamentación de selección del Defensor de Pueblo.

Por último, cabe aclarar que el concurso no quedó desierto como proponía el dictamen de mayoría puesto que éste no pudo ser considerado por el cuerpo, por disposición de la Corte de Justicia.

Comentá la nota