El plan que prepara la oposición para el 2009

La idea de la UCR, más cercana a Carrió y al socialismo, es empezar por quedarse con Buenos Aires. No descartan acuerdos con el macrismo.
Los partidos de la oposición que han iniciado un acercamiento con vistas a las elecciones de 2009 -socialismo, UCR y Coalición Cívica (CC)- ya piensan en

alianzas a nivel distrital.

En ese sentido, el titular de la Unión Cívica Radical (UCR), Gerardo Morales, aclaró que la posibilidad de alianzas partidarias se hará "a nivel distrital", ya que "las elecciones de 2009 tienen la característica de que son parlamentarias, entonces se define distrito por distrito". "Vamos a hacer el gran esfuerzo en la provincia de Buenos Aires, porque es donde creemos se va a dar la gran batalla", refirió.

Morales indicó que junto con la líder de la CC, Elisa Carrió, y con otros dirigentes bonaerenses, comenzarán a hacer recorridas de campaña "a fines de enero" en la Costa Atlántica de la provincia, y en los meses subsiguientes lo harán en el resto del distrito.

Al ser consultado sobre la posibilidad de un acercamiento con el macrismo o sectores del justicialismo disidente, Morales respondió que "puede ser que haya (acuerdos) en algunas provincias".

Evitó, sin embargo, aventurar un acuerdo con esas fuerzas en la provincia de Buenos Aires, ya que señaló que "todavía intentamos consolidar el espacio con el socialismo primero".

Por su parte, el diputado socialista por Capital, Roy Cortina dijo que "dejamos en claro que no hemos establecido un frente nacional y seguimos dialogando con distintas fuerzas de la oposición afines".

"Esta es una estrategia que siempre la practicamos. Gobernamos Santa Fe con un frente y nos parece que a nivel nacional hablar del 2011 es prematuro", agregó. Sostuvo que en la Capital un acuerdo electoral, sobre todo con la Coalición Cívica "es difícil por el perfil de esa agrupación". "Los rumores de diálogo de Carrió con el macrismo confirman lo que decimos", añadió.

Señaló que en la provincia de Buenos Aires los socialistas pueden acordar con la Coalición Cívica "porque hay coincidencias con Margarita Stolbizer", quien seguramente será primera candidata a diputada nacional.

"Todos los distritos son distintos y el partido ha acordado en que cada uno de éstos va a decidir de acuerdo a su criterio", indicó.

Los socialistas porteños ya anunciaron que en Capital irán a elecciones con candidatos propios, mientras que Cortina remarcó que "Macri es el límite como en su momento lo fue Ricardo López Murphy".

Destacó que "Carrió es una dirigente valiosa, pero siempre hemos sido críticos del camino que ha tomado la Coalición en Capital y el voto que le dieron al presupuesto del gobierno de la ciudad en la Legislatura confirma que teníamos razón". "La Coalición todo lo que criticó a nivel nacional lo convalidó en la Ciudad", subrayó.

Cortina dijo que "como culminación de esto salen declaraciones de Carrió que le hacen daño a la oposición, porque nosotros no tenemos nada que ver con Macri o con Gabriela Michetti. Queremos muchos legisladores de la oposición, pero progresistas".

En tanto, fuentes cercanas al titular del Partido Socialista, Rubén Giustiniani aseguraron que el PS descarta "rotundamente" entablar conversaciones con el PRO al señalar que el partido seguirá priorizando las cuestiones programáticas.

Señalaron que los límites para avanzar en un posible acuerdo junto a la UCR y a la CC con vistas a los comicios parlamentarios del año próximo "fueron claros desde un principio, cuando dijimos no a la inclusión de López Murphy, estamos hablando del mismo espacio".

Tras señalar que el partido se abstendrá de opinar sobre un posible acercamiento de la Coalición Cívica y el Pro a nivel nacional, aseguraron que al menos hasta el momento, las conversaciones con la UCR y la CC "seguirán adelante".

Sin embargo las fuentes se ocuparon de aclarar que se trata "del inicio del diálogo", sin ello significar la inclusión del PS en el frente opositor.

Respecto a que un eventual acuerdo entre Carrió y el macrismo, resquebrajen las relaciones con la CC, los socialistas respondieron con un cauteloso "habrá que esperar", aunque advirtieron que en caso concretarse, "el socialismo en ese espacio no tendrá nada que jugar".

Comentá la nota