El plan de los 0 km se pondrá en marcha recién dentro de un mes

Las concesionarias toman señas de 1.000 a 1.500 pesos a los compradores. Pero reconocen que aún no pueden cerrar las operaciones porque no tienen las instrucciones oficiales. Exigen a los interesados sueldos de más de 2.500 pesos.
El sol cae a plomo sobre la avenida Córdoba, tras la pausa del mediodía. Va quedando poca gente en la Capital y son pocos los que entran a las concesionarias que se extienden desde Anchorena hasta Bulnes, donde están todas las marcas que ofrecen los autos "económicos" con líneas de crédito del Gobierno: Citroën-Peugeot, Ford, Volskwagen, Fiat, Renault y Chevrolet.

En ese universo, recorrido ayer por Clarín, nadie tiene todas las respuestas sobre cómo es el plan de financiamiento oficial para vender 100.000 vehículos, tal como anunció a principios de este mes la presidenta Cristina Kirchner. Dos son las certezas: hay que poner poner sobre la mesa el 20% del valor del vehículo, antes de retirarlo. Y no habrá una sola unidad adjudicada con esta modalidad antes de un mes.

El tema de la financiación puede ser en efectivo, en 12 cuotas mensuales, y hasta hay concesionarias (Voklswagen, Fiat, Renault) que aceptan vehículos usados como parte de pago. Pero nadie se va a ir manejando de la concesionaria habiendo pagado sólo dos, tres o seis cuotas.

La demora en arrancar, por lo menos hasta febrero, es una cuestión de tiempos: todavía no disponen de las planillas del Gobierno, con las instrucciones para los vendedores y los requisitos para el cliente. Y se necesita otro mes más para adjudicar, prendar y patentar el primer vehículo.

Hay dos clases de planes de financiación oficial. Hasta ahora, las concesionarias sólo toman señas a cuenta de un plan de ahorro previo elaborado desde la Secretaría de Comercio y posteriormente retocado desde la ANSeS, la Secretaría de Industria y la Jefatura de Gabinete. Las concesionarias ya captaron 5.000 señas de entre 1.000 y 1.500 pesos para este plan oficial, según precisó ayer el director de ACARA (concesionarias), Horacio Delorenzi.

El otro mecanismo es la adjudicación de fondos de la Anses a los bancos, para que éstos otorguen créditos prendarios de hasta 31.000 pesos, a pagar en 60 cuotas. La ANSeS ya colocó la semana pasada 200 millones de pesos entre los bancos. Picó en punta el Banco de Córdoba, que captó $ 100 millones. Hasta ahora, tampoco hay una sola planilla para este mecanismo. En las concesionarias (al menos, las de ayer en la avenida Córdoba) nadie los ofrece. "En cualquier modalidad, hay que pagar primero el 20% del vehículo", señalaron vendedores de Taraborelli (Fiat) y Centro (Renault). Los requisitos para acceder al plan cambian de local en local: exigen desde 2.500 pesos mensuales por grupo familiar hasta $ 5.200.

La paradoja es que el plan de ahorro previo no cuenta con un cupo concreto de la ANSeS. Se lo reclamaron las financieras de las automotrices (AFIMA) la semana pasada, a Sergio Chodos, número dos de la ANSeS.

Delorenzi reclamó ayer, en nombre de ACARA, que el Gobierno "flexiblice las condiciones" de acceso al crédito oficial, que hasta el momento está restringido a quien nunca tuvo un cero kilómetro o directamente a quien no posee algún tipo de automotor, según el pliego de licitación que distribuyó la ANSeS entre los bancos.

Según pudo averiguar este diario, la mayoría de las terminales nucleadas en ADEFA ya tiene a su personal de vacaciones. En ese contexto, ejecutivos de las terminales estimaban poco probable que las planillas de los planes de venta "oficiales" estén disponibles para la semana que comienza. Allí ya están pasando en limpio los reportes de venta de diciembre. Las estimaciones preliminares son que diciembre finalizará con una caída de ventas no inferior a 30% en relación al mismo mes del año anterior.

Comentá la nota