El plan para reactivar la economía tendrá fondos por $ 10.000 millones

Gran parte de los fondos corresponden a los plazos fijos de las AFJP en los bancos. Se usarán para dar créditos al consumo, la vivienda y la inversión. También para autos
El Gobierno dará a conocer esta semana el tan esperado plan para reactivar la economía, golpeada por la crisis internacional. El anuncio será el jueves, desde la Quinta de Olivos, y consistirá en un paquete de financiamiento de $ 10.000 millones destinado a motorizar el consumo interno y promover la inversión, que se canalizarán a través de la banca privada.

Gran parte de los fondos surgirán de los depósitos que tenían las AFJP en los bancos y que la ANSeS renovará a mediano plazo para calzar con los créditos. El Gobierno redoblará su esfuerzo con las entidades financieras para lograr que otorguen préstamos hipotecarios, de consumo y de inversión y poder así paliar los efectos del crac financiero mundial.

Pero no sólo u$s 3.000 millones es un monto poco significativo –equivale a apenas el 1% del PBI–, sino que el contexto externo y la tendencia alcista del dólar pueden jugar un efecto contrario al deseado por el Gobierno.

Las condiciones del financiamiento deberán ser muy convenientes para que los empresarios y los consumidores no consideren que invertir en la compra de divisas es mejor negocio.

Si bien los equipos técnicos de la administración de Cristina Fernández están terminando de delinear los números finales del plan 10C –10.000 millones en cuotas–, las pautas generales son los siguientes:

Habrá $ 7000 millones para créditos de consumo, inversión y refacción de vivienda. Estos fondos corresponden al monto de depósitos que las AFJP tienen en los bancos y que ahora pasaron a manos de la ANSeS. A partir del plan, este dinero podrá mantenerse en las entidades a un plazo más largo –dos años– y deberá ser utilizada por las entidades para otorgar los préstamos. De esta manera, el Gobierno busca reactivar la actividad y, fundamentalmente, evitar el crecimiento de las cifras de desempleo.

También contemplaría el financiamiento de electrodomésticos y el promocionado plan canje de heladeras.

Se dispondrán de otros $ 2.000 millones que las AFJP tienen invertido en Lebac y Nobac y que podrían ser recompradas por el Banco Central (BCRA). De esta manera, la ANSeS podría distribuir este monto entre los bancos que no cuenten con depósitos a plazo fijo para que, de esa forma, también puedan participar del plan de otorgamiento de créditos.

Otros $ 1.000 millones estarán destinados para financiar la compra de autos económicos. El secretario de Comercio, Guillermo Moreno, trabaja con el sector desde hace varias semanas en la definición de un paquete de salvataje que les permita a los integrantes de la cadena cambiar el rumbo de lo que será, en 2009, una de las crisis más profundas del sector en los últimos años. Con estos fondos se constituiría un fideicomiso, dijeron fuentes oficiales.

El Gobierno apura el anuncio del paquete porque la Presidenta viajará el fin de semana a Rusia para potenciar las relaciones comerciales con la Argentina, en un contexto en el que la demanda externa se está cayendo fuertemente.

Comentá la nota