El plan para ganar sin Román

El nuevo escenario le entrega a Chávez otra chance para ser titular como mediocampista por la izquierda.
La fórmula para reemplazar a Riquelme ya está. Basile aplicará la misma que eligió apenas Román se lesionó ante Chacarita. Como en la anterior etapa del Coco en Boca, el enganche será Insúa, quien abandonará la banda izquierda, sector que ocupará Chávez. Así el nuevo dúo creativo lo conformarán Pochi y Pocho.

Ocurre algo diferente al semestre pasado, cuando Riquelme por una lesión parecida quedó 37 días inactivo. Esa vez, Boca estaba a 7 puntos del líder Lanús y sin Román la situación empeoró en el torneo local. En la Libertadores era distinto: con su 10 titular, Boca había ganado todo y estaba casi clasificado. Lo cierto es que, sin Riquelme, Boca sólo ganó 1 partido, perdió 4 y empató 3. No encontró la solución Ischia. Probó con Gaitán (3 encuentros), Gracián (3), Damián Díaz (1) y sin enganche (1). No hubo caso tampoco con la vuelta de Román: tras jugar con Arsenal, estuvo en la revancha con Defensor, pero muy lejos de su puesta a punto ideal no pudo impedir la eliminación.

Hoy preocupa la ruptura parcial de la fascia plantar del pie derecho de Riquelme, pero esta lesión se toma con más tranquilidad que la otra. Es que Boca viene ganando y juega sólo un torneo. Además, Insúa como enganche se desempeña mejor que como volante izquierdo. En aquel 2005/2006, por ejemplo, resultó clave para Boca jugando donde está Riquelme. Y ante Chacarita creció su producción al cambiar de rol.

Al mismo tiempo, Chávez recorrió la franja izquierda con movilidad, con ida y vuelta y con participaciones ofensivas más que positivas. Y para el retroceso, se sabe, Pochi aporta más que Pocho. Puede entonces colaborar más en el equilibrio con Battaglia y Rosada.

Igual, aunque ayer no fue a la práctica por una disfonía, Basile piensa y piensa. Y maneja otras alternativas para casos eventuales. No descarta a Monzón como volante izquierdo en algún momento en que necesite tomar precauciones. Y también podría volcar a esa zona a Gaitán, aunque ahí no lo convence y lo quiere de delantero.

Riquelme realizó ayer trabajos kinésicos. Luego, en radio Del Plata, declaró: "La lesión es rara. El doctor me dijo que me prepare para una recuperación un poco larga. Sabe que soy especial y siempre quiero volver lo antes posible. Cuando no juego me aburro... Pero estoy tranquilo porque el equipo viene con confianza y los chicos que entren van a disfrutar". Si el 10 lo dice...

Comentá la nota