Un plan para cerrar los frentes abiertos

Las obras en salud serán una prioridad.
Las cuestiones pendientes en todas y en cada una de las áreas de la administración ocuparon la cabeza del gobernador, José Alperovich, durante los días que se tomó de licencia en las playas de Punta del Este. Según contó a LA GACETA, vivió su descanso con un cuaderno en el que tomaba apuntes, al tiempo que ensayaba un plan de acción para encarar los alrededor de 19 meses que le quedan de su segunda gestión.

"Yo trabajé estos 15 días para ver qué me queda para terminar bien en salud, educación, desarrollo social, obras públicas, todo", puntualizó el mandatario. A modo de ejemplo, contó que discriminó las áreas e iba anotando a la par los frentes abiertos. "Anoté en cuánto tiempo concluiré (el ex sanatorio) ADOS (Asociación de Obras Sociales), en cuánto tiempo terminaré el hospital del este y en cuánto La Maternidad. He planificado ítem por ítem, en economía, en todo, porque busco terminar bien el mandato", manifestó.

El titular del Ejecutivo partió a Punta del Este el 16 de enero, con el objetivo de pasar unas dos semanas de vacaciones junto a su familia. Sin embargo, de acuerdo a sus propias palabras, no dejó de estar conectado con la agenda gubernamental. "Creeme que he trabajo estos 15 días durante las vacaciones en esto: en qué es lo que debo hacer durante los próximos dos años", expresó.

Aún falta

El mandatario destacó lo hecho pero reconoció que todavía queda mucho por hacer. "Los tucumanos no han logrado ver la transformación que ha experimentado Tucumán durante estos seis años. Esta ha sido muy grande, pero creo que aún puede faltar mucho. Por eso quiero terminar estos ocho años de gestión; y, luego, terminar de transformar Tucumán", recalcó.

Comentá la nota