El plan para que Balestrini se haga cargo del abultado déficit provincial

El plan para que Balestrini se haga cargo del abultado déficit provincial
Si Daniel Scioli gana las elecciones y cumple con su promesa de asumir la banca en Diputados, el vice será proclamado gobernador. Deberá afrontar un déficit crónico que llegaría a $ 12.000 millones. La oposición pide llamar a elecciones.
En caso de que Daniel Scioli cumpla con la promesa hecha ante la Justicia Electoral de asumir su banca de diputado, el titular de la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires, Alberto Balestrini, será proclamado gobernador.

La llegada de Balestrini al sillón de la gobernación significa también la llegada del PJ bonaerense al sillón de Dardo Rocha, algo que no sucede desde 1999.

En efecto, desde que el lomense Eduardo Duhalde dejó la gobernación en 1999, el cargo había sido para dirigentes con buena imagen en los medios pero sin raigambre territorial, un valor muy apreciado entre los barones del conurbano, dueños de casi el 70% de los votos de la provincia.

Tanto Carlos Ruckauf como Felipe Solá o Daniel Scioli llegaron a sus cargos empujados más por su impronta mediática que por el apoyo de unidades básicas, agrupaciones o intendencias.

Balestrini es una especie de primus inter pares y, si bien es el menos ortodoxo de la vieja guardia peronista, es reconocido como el líder natural de La Matanza que, con sus más de dos millones de habitantes, representa el principal bastión de votos del PJ.

Pero recibir la gobernación en las actuales circunstancias económicas no le permite al "balestrinismo" festejar alegremente. El déficit crónico de la provincia oscila entre los 5.000 millones de pesos que admite el oficialismo y los 12 mil millones que aduce la oposición, lo que reduce, casi al mínimo, la independencia de quienes la gobiernan.

El sometimiento al gobierno nacional es tal que, para que la provincia no explote y pueda hacer frente a los reclamos gremiales de aumentos salariales de la plantilla pública, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner debió arrimar a su gobernador más fiel, Daniel Scioli, cuatro mil millones de pesos a través del Programa de Asistencia Financiera (PAF).

"¿Cuándo llama a elecciones?". "Scioli abandonó el barco. Fracasó", aseguró ayer el presidente de la UCR, Gerardo Morales, desde Paraná, donde hizo campaña junto a Elisa Carrió. "El juez le preguntó al gobernador Daniel Scioli y al jefe de Gabinete, Sergio Massa, qué iban a hacer de sus vidas y ellos se presentaron diciendo que iban a asumir sus bancas", agregó el referente del Acuerdo Cívico y Social. "Pero esto deja claro el fracaso en la gestión Scioli", sentenció Morales.

"Queremos conocer cuándo va a convocar a elecciones para el nuevo gobernador", requirió el senador nacional y firmó que su partido "hizo lo correcto" cuando impugnó ante la Justicia Electoral las candidaturas testimoniales.

Comentá la nota