El plan de ordenamiento de tierras en el oeste abarca unas 2.5 millones de hectáreas

Además de mostrarse feliz por la puesta en marcha de un plan integral de desarrollo de los pequeños y medianos productores del centro oeste y oeste de la provincia, el gobernador Gildo Insfrán lanzó junto a la Presidenta de la Nación el plan de ordenamiento de la tierra en 2.500.000 hectáreas, el 10% de las cuales ya quedó efectivizado a través de los títulos provisorios que se comenzaron a entregar en Laguna Yema.
El programa incluye la ejecución de obras intraprediales y extraprediales de infraestructura para el mejoramiento de los campos, con la incorporación también de caminos y de electrificación rural que, según lo aprobó la jefa de Estado, será financiado por el PROSAP.

"La Presidenta quedó impresionada por la magnitud de las obras del complejo de Laguna Yema y eso fue lo que la llevó a decir que la Argentina no puede tener problemas de abastecimiento hídrico ni para el consumo humano ni para encarar los procesos productivos", expresó Insfrán.

"Fue clara al señalar que no es posible que se estén dando en la Argentina situaciones de emergencia hídrica y que si ello ocurre es porque no se hacen más obras hidráulicas como las hemos hecho en Formosa", expresó el mandatario quién confió, asimismo, que Cristina se interesó vivamente en las características del Programa de Acción Integral para los Pequeños Productores Agropecuarios.

"Justamente le explicaba a la Presidenta que el 75% de los productores de ganado bovino y caprino de esta zona de la provincia son pequeños, es decir gente que corresponde a ese estrato de los "paipperos", resaltó.

Respecto de sus conceptos sobre la tierra de que no es un bien de renta sino de trabajo, aclaro que se trata de trata de una definición ideológica importante.

"Siempre lo hemos dicho y sostenido en las acciones que emprendemos que la tierra tiene que ser un bien de trabajo y no un bien de renta", insistió. Insfrán brindó de ese modo una respuesta contundente a quienes desde hace tiempo vienen formulando criticas a las políticas provinciales respecto de los productores ubicados en jurisdicción del bañado La Estrella.

Lo hizo con el anuncio de la conformación de un fondo de financiamiento de 30 millones de pesos que se integra con 15 millones de pesos aportado por Nación y otros 15 millones mas a través de recursos provinciales.

Esa suma se destina a la realización de trabajos intra y extra prediales, es decir dentro y fuera del campo.

Explicaba Insfrán que en lo atinente al interior de los campos, el aporte se utilizará en el deslinde, alambrados, aguadas y 50 hectáreas de pasturas para que de ese modo la gente que esta en la jurisdicción del bañado La Estrella pueda reubicarse en sitios seguros con su hacienda, de modo transitorio, cuando crecen las aguas y hasta tanto se superen los momentos difíciles.

Aclaró Insfrán que ese fondo no será para dar subsidios sino créditos a 10 años de plazo, con tres años de gracia , considerando el ciclo evolutivo de la producción y a una tasa de interés fija del 6%. Anual.

Insfrán aprovechó para referirse a las reiteradas críticas de medios nacionales y ciertas organizaciones sociales con respecto a las políticas que se encaran para las etnias toba, pilagá y mataco. "Hay que terminar con el mito de que perseguimos a los aborígenes", dijo.

Y lanzó cifras, para revelar a a propios y extraños que en Formosa hay 40.000 aborígenes de las etnias pilagas, wichí y toba. De todos ellos, el 50% vive ya en las zonas urbanas y el 50% restantes en zonas rurales.

Todos se sorprendieron cuando contó que son 320.000 las hectáreas que recibieron en comunidades los nativos durante la gestión justicialista.

Además, ese cifra se acrecienta con esta política de ordenamiento territorial que involucra a 2.500.000 hectáreas del oeste de las cuales el 10% se tradujo en las entregas de títulos provisorios distribuidos con la Presidenta.

Comentá la nota