Plan de Ordenamiento Territorial proyectará ensanchamiento de Bustillo y Pioneros

La Secretaria de Planeamiento y Medio Ambiente, Fabiela Orlandi, se prepara para "observar y discutir con la comunidad de Bariloche" los principales problemas y limitaciones que tiene la ciudad a nivel urbanístico. Durante el mes de abril estimó que presentará el Plan de Ordenamiento Territorial.
Ampliación de las dos vías de comunicación del centro con el oeste, y un rediseño para la zona del Ñireco, entre los puntos centrales. Criticó la "gran cantidad de normas contradictorias vigentes" en cuanto al ordenamiento de la ciudad.

Antes de que finalice el mes de abril, la secretaria de Planeamiento municipal, Fabiela Orlando, pretende presentar un Plan de Ordenamiento Territorial que, acompañado de talleres de trabajo abiertos, se constituya en una etapa de prediagnóstico de la realidad urbanística y los proyecto para desarrollar en el futuro. "El objetivo fundamental del prediagnóstico no es el análisis sino ver los grandes conflictos, los grandes problemas que tiene el objeto de análisis, en este caso la ciudad", explicó la funcionaria en diálogo con ANB.

Las zonas de fragilidad ambiental, la irresuelta situación del arroyo Ñireco, el crecimiento urbanístico, y la saturación de las dos vías de comunicación centro-oeste (Avenida Bustillo y Avenida de los Pioneros), serán abordados en el trabajo.

El Plan de Ordenamiento territorial y su primera etapa que se llevará adelante durante este mes, pretende ser un "espacio dinámico y participativo" donde luego de la exposición, habrá dos días de taller para tratar temas como la infraestructura y vías de comunicación, ambiente físico y natural, tierra y vivienda.

"De esta manera vas haciendo que los intereses de la comunidad que, muchas veces van de la mano y otras no, conjuguen con los otros. Así la comunidad empieza a ver que cada grupo que interviene en la comunidad es un grupo que tiene que vivir con el resto", sostuvo Orlandi.

En cuanto a las vías de comunicación, tras aclarar que "no hay una propuesta definitiva", Orlandi sostuvo que "es necesario ampliar Bustillo y Pioneros".

"Nosotros creemos que es viable, no como uno quisiera, pero a lo mejor encontrar alguna solución de tres manos, o dos y una, o una mano en el medio para paso y para giro", explicó.

"Soluciones siempre hay, lo que hay que ver son los costos y qué impacto tiene", dijo la funcionaria, que además explicó que el caso de la Avenida Pioneros "es más fácil" dado que sus costados "están menos ocupado y hay más espacio".

Además del posible ensanchamiento en diversas zonas de las rutas, una de las propuestas que se incluirían en el trabajo será el mejoramiento o extensión de calles internas –entre Bustillo y Pioneros- que permitan que los autos transiten sin desembocar en las vías tradicionales.

"Debemos elaborar alternativas, sobre todo para descongestionar la Avenida Bustillo", resumió la funcionaria en diálogo con este medio.

En términos generales planteó que "Bariloche tiene un ejido extensísimo, no acorde a la densidad demográfica que presenta", y advirtió "para mantener una ciudad tan grande con tan baja densidad, tendría que tener servicios carísimos, pero no es el caso".

Para orlando "este también es uno de los grandes desafíos que va a haber que encontrarle una solución".

La titular de Planeamiento consideró que "el área más apta para que la ciudad crezca está hacia este, pero con dos puentes nada más (sobre el arroyo Ñireco) es complicado".

Si bien históricamente la población se asentó en la zona oeste de la ciudad, hoy el crecimiento continuado en ese lugar genera grandes inconvenientes. Orlandi dijo que el oeste es la zona "más frágil ambientalmente hablando", lo que provoca "una condicionante para la urbanización porque hay presencia de mallines, de arroyos, bosque nativo, etcétera; entonces llevar la infraestructura y mantener después los servicios es muy costoso".

Según advirtió la Subsecretaria, "otra de las grandes limitaciones son las cuestiones del ambiente físico natural donde hay altas pendientes, fragilidad ambiental con presencia de mallines, arroyos que cruzan la ciudad como el caso del Ñireco. Son limitantes o condicionantes que en algunos casos podés salvarlos y en otros no".

"El tema del Ñireco lo vimos desde el primer día de la gestión y estamos buscando un estudio para ver como salvamos esta problemática, además que tenemos gente viviendo en el lugar", advirtió y agregó que "ahí hay que hacer un estudio específico en esa zona para determinar si realmente es una zona donde la población no puede estar asentada, buscar mecanismos para reubicarla en otro lado".

Para esto la subsecretaria de Planeamiento está buscando financiación a través del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a fin de poder desarrollar el estudio que, técnicamente, se denomina "plan maestro" y lo realizan profesionales entendidos en el área.

Legislación

Después de diez meses en la gestión al frente de la Secretaría de Planeamiento, Orlandi consideró que uno de los mayores problemas que enfrenta el área es la "gran cantidad de normas contradictorias que hay, que está dando como producto la ciudad que hoy tenemos y la complicación de las tramitaciones". En este sentido admitió que "hay que encontrarle una solución inmediata", y que "no podemos seguir trabajando de esta manera porque se generan cuestiones de difícil resolución ya que cada vez que entra un expediente es un problema".

Al ser consultada sobre una posible solución, la funcionaria sostuvo que el tema se resuelve "tomando una decisión de cuáles son las normas que tendrían que seguir vigentes y cuáles no". Indicó que realizarán una propuesta para consensuarla con la comunidad, y para que sea tratada por el Concejo Deliberante.

Por otra parte, Orlandi indicó que en Bariloche "no existe un lugar donde pueda haber producción por lo cual depende de un monoproducto que es el turismo, y eso es conflictivo para una ciudad que tiene la población que hoy tenemos". Diagnosticó finalmente que "hoy no tenemos lugares ni siquiera donde poner depósitos, no hay lugares aptos porque donde lo permite la normativa los terrenos son chicos, y están todos ocupados".

"En Bariloche todavía hay que definir qué, cómo y dónde", concluyó. (ANB)

Comentá la nota