El plan nacional Salud Familiar para 300.000 argentinos se lanzó ayer desde Resistencia

El plan nacional Salud Familiar para 300.000 argentinos se lanzó ayer desde Resistencia
El programa de Salud Familiar que busca fortalecer, con ayuda nacional, la atención primaria de la salud, reducir los índices de mortalidad infantil y desnutrición se lanzó ayer desde Chaco para todo el país.
El gobernador Jorge Capitanich y la ministra de Salud Sandra Mendoza firmaron con la ministra de Salud de la Nación, Graciela Ocaña, el convenio por el que se aplicará en la provincia el programa. Se anunció también el comienzo del Programa de Sanidad Escolar, por el que se harán controles a niños de primero y sexto grado. En una primera etapa el plan prevé la atención de 300 mil personas, en las zonas sanitarias VI y III. Para esto se formarán 20 equipos interdisciplinarios.

El objeto del convenio es asegurar el fortalecimiento del Primer Nivel de Atención —a través de la estrategia de Atención Primaria de la Salud (APS)— y garantizar condiciones de salud para la población a través del acceso universal a un servicio integral y de alta calidad.

Salud Familiar se asienta sobre los ejes de formación de equipos de salud interdisciplinarios que prestan servicios de atención primaria en la comunidad, la atención continua e integral, con población nominal a cargo, la educación permanente en servicio, el abordaje familiar y comunitario, la promoción y prevención de salud, una activa participación de la comunidad y la evaluación continua de procesos y resultados.

En el acto de rúbrica también estuvieron presentes la ministra de Educación María Pilatti Vergara, el subsecretario de Salud Marcelo Slimel, la subsecretaria de Atención Primaria Susana Slimel, el subsecretario de Relaciones Institucionales Gregorio Buchovsky, la secretaria general de la Gobernación Elda Pértile, el subsecretario del área Legal y Técnica Pedro Miró y legisladores provinciales.

Atención primaria

“A través de este convenio vamos a lograr un fortalecimiento para la medicina familiar”, aseguró el gobernador y destacó que se inscribe en el marco de la protección y atención de madres embarazadas y niños. Remarcó que la cobertura del Plan Nacer se amplió de 73 a 87 mil niños, “para lo cual trabajamos de un modo que nos permite tener resultados como la reducción de la mortalidad infantil a un 17.3 por mil” —la más baja de la historia de la provincia—. Y afirmó que es necesario reforzar esfuerzos en la atención sanitaria y en un sistema de alerta epidemiológico.

“Es imprescindible establecer y fomentar la salud pública como pilar en el proceso de inclusión social y de mayor equidad en el derecho de la salud”, aseguró, y explicó que por eso en el primer año de gestión se realizaron esfuerzos con recursos propios y asistencia nacional para la construcción de varios hospitales en el interior y la refacción y ampliación de centros de salud y centros de referencia en el área metropolitana.

Recordó asimetrías de la inversión en infraestructura en los últimos años, por lo que “es necesario destinar más recursos para mejorar la infraestructura, incorporar más tecnología y recursos humanos para atender la demanda creciente”. La media histórica de la asignación del presupuesto para la salud se mejoró a tal punto que para 2009 se espera que llegue a más del 11 por ciento del presupuesto total.

Capitanich manifestó su preocupación por la necesidad de mejorar la infraestructura sanitaria en El Impenetrable. Este programa permitirá la asignación de recursos humanos y la reorganización de residencias médicas. “Con el apoyo invalorable de la presidenta y su equipo y todo nuestro equipo de salud pública vamos a lograr objetivos trascendentes para el desarrollo de la provincia y para el mejoramiento constante de los indicadores sanitarios, lo que implica proteger la vida y el derecho a salud”. (Más información página 40)

Comentá la nota