Un plan integral de asistencia social será el primer proyecto de Ayala

Aída Ayala confirmó ayer que su candidatura no es "testimonial" sino que renunciará a la intendencia de Resistencia, gane o pierda en las elecciones, para asumir como diputada provincial.
Lo hizo al anunciar cuál será su primer proyecto como legisladora. Será una propuesta para crear un subsidio de 350 pesos para familias en situación de indigencia, con el que, según ella, "se terminará el hambre en el Chaco".

Ayala, en declaraciones a FM Universidad, dijo que la campaña "marcha bien" y que su idea es llegar a la Legislatura "para encontrar las herramientas necesarias para legislar e ir cambiando y transformando cada pueblo del Chaco así como lo hicimos con Resistencia".

Al hablar de la primera iniciativa que presentará, dijo que apuntará a "un plan integral de asistencia, que se llamará PIDA, porque la ley otorgará beneficios a todas las familias indigentes y carenciadas del Chaco. Es un plan para evitar que siga proliferando el asistencialismo".

La jefa comunal dijo que la propuesta es que cada familia reciba un subsidio mensual de 350 pesos más 75 pesos por familia numerosa más otros 200 pesos si hay ancianos en el hogar, junto con una canasta de alimentos de doce productos, un seguro de salud y un bolsón estudiantil.

"Esto ordenado presupuestariamente, va a hacer que el hambre se termine en la provincia del Chaco, y así se responderá a tantos reclamos que existen de distintos sectores, porque hay gente que tiene Plan Familia y porque tiene tarjeta alimentaria le sacan el plan. Lo que se busca es que haya equidad en la distribución de los recursos", dijo.

Respuesta a Peppo

Cuando se le mencionó que el ministro y candidato peronista Domingo Peppo dijo que el gobierno provincial cubre la demanda social de Resistencia porque la gestión de Ayala nunca atendió el drama de la pobreza en la capital de la provincia, respondió que "Peppo sabe perfectamente que faltan políticas nacionales para las provincias y para el campo, por lo cual la gente del interior viene a Resistencia. Tenemos 10.000 personas por año que vienen a los asentamientos, y es gente carenciada que no tiene respuestas en sus pueblos".

"Por eso nos ponemos al frente de todos los reclamos, y decimos que para el desarrollo deben haber tres instancias. A un sector hay que darle el pescado, a otro sector hay que enseñarle a pescar, y a otro sector hay que garantizarle que haya peces en el río. Nosotros, desde los municipios, como promotores del desarrollo, trabajamos en enseñar a pescar, a través de proyectos productivos, y en hacer que haya peces en el río. Pero no podemos darle el pescado a la gente, porque para eso existen planes sociales. Cada vez que llueve se entregan mercaderías y chapas. No queremos más eso, sino que desde el gobierno provincial esto obedezca a una planificación y no a una coyuntura", planteó.

Ayala dijo que "acá no se puede diferenciar entre el gobierno provincial y el municipio. Eso es muy del matrimonio Kirchner, que todo el tiempo trata de enfrentar a los argentinos. Nosotros decimos que tanto el gobierno provincial como los municipios estamos gobernando para un pueblo que no tiene por qué sufrir las consecuencias de los enfrentamientos políticos".

"Para eso hay que ponerse la camiseta del Chaco, y eso es lo que queremos hacer desde la Cámara de Diputados. Acá no se apoya a una persona, sino a un pueblo. En eso consiste nuestra propuesta", dijo.

La intendenta dijo que el jueves 25 sería el acto de cierre de campaña en Resistencia, aunque admitió que todavía no está definido en qué lugar se haría la movida.

Comentá la nota