Plan impositivo especial por la crisis local.

Lo lanza hoy el Ministerio de Hacienda de la Provincia. Era un pedido de las cámara empresarias.

EL DATO

La dirigencia empresarial local destacó que "todos padecemos esta problemática, no sólo Corrientes. Misiones y el Chaco están en la misma situación y son provincias con mejor sintonía con la administración K. La recesión es igual para todos y por eso preparamos un fuerte reclamo regional", indicaron.

A dos semanas de determinado el aumento salarial para los empleados de comercio del país y las gestiones que desde las cámaras empresariales locales para morigerar el impacto de la medida sobre un escenario recesivo, los comerciantes locales reconocieron que la reducción de horarios del personal toma fuerza como alternativa para afrontar el contexto de crisis y no llegar a tener despidos.

El presidente de la Asociación de la Producción, Industria y Comercio de Corrientes (Apicc), Enrique Collantes dijo que "el empresariado está haciendo todo el esfuerzo posible para que no tener que despedir gente y por esa situación se buscan distintas alternativas, y lo primero es la reducción horaria", indicó ayer ante la consulta de El Litoral.

"Lo primero es ver el tema de la reducción de horarios" porque "lo que no queremos es llegar a los despidos", insistió el dirigente empresarial.

Los comerciantes sacan cuentas en este terreno modificado por la caída de las ventas, la consecuente baja en la rentabilidad y el reciente aumento salarial aplicado a nivel nacional, de 300 pesos no remunerativos hasta al menos octubre.

Una de las opciones que bajaran algunas empresas es la redistribución de horas de sus empleados, lo cual permite que la recomposición salarial se reduzca en el total, aunque esto le permite que se mantenga la plantilla de empleados.

Mientras, aguardan algún tipo de alivio que surja de las gestiones encaradas por las principales cámaras empresariales de la provincia y la región. Están de acuerdo con que sus empleados cobren más, pero creen que las circunstancias no son de las más favorables y -por caso- apelan a un aporte estatal con una reducción de los impuestos nacionales.

"Esperamos que el Estado busque componer las cosas", señaló Collantes. Consideró que la situación del comercio en general se hace más complicada cada mes. Y mayo no será la excepción, según indicaron.

Lo cierto es que las entidades del sector empresarial continuarán sus tratativas con funcionarios de la Nación para obtener algún tipo de compensaciones por la situación crítica producto de las fuertes caídas en las ventas y ahora con el aumento salarial que deben hacer frente.

La reducción o reasignación de horas de trabajo también permite al empleador que no todos los empleados perciban los 300 pesos no remunerativos, al estar enmarcados en la modalidad de "media jornada".

En Misiones, apenas se supo de la suba de salarios, los comerciantes comenzaron a hablar de esta alternativa, aunque no todos estuvieron de acuerdo con aplicarla.

De acuerdo con la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), el nuevo arreglo salarial estipula un aumento del 18%, lo que equivale al pago de una suma fija de 300 pesos mensuales no remunerativa para los trabajadores que prestan servicios en jornadas completas.

Comentá la nota