Aun sin plan, en el Gobierno admiten que la situación financiera es "difícil"

Aun sin plan, en el Gobierno admiten que la situación financiera es "difícil"
No hablan de rojo, pero esperan "aprietos hasta fin de año". Recortarán insumos, servicios y gastos de capital.

Las medidas para hacer frente a la crisis financiera por la que atraviesa la provincia aún están en debate. Emisión de bonos, recortes en gastos de capital, conseguir fondos mediante préstamos de organismos nacionales con la Anses, disminución el ritmo de obras y hasta la posibilidad (extrema) que vuelva a circular una cuasi moneda, forma parte de las alternativas que manejan en el gobierno de Jaque. Alternativas que serían definidas esta semana, aunque algunas cuentan con mayor aceptación que otras.

Ante la inminente toma de decisiones que impliquen ajustes o medidas drásticas para atender el desfinanciamiento de las arcas provinciales, el ministro de Hacienda remarcó que "pensar en una cuasi moneda es algo que debería indicar que estamos muy mal y aún se está muy lejos de esa situación". En tanto la disminución del ritmo de la obra pública provincial está más cercano a concretarse, ya que es una salida "probable", dijo.

El informe de coyuntura que en junio elaboró el Ieral (el Instituto de Estudios de la Fundación Mediterránea) advierte lo "complicadas" que están las cuentas fiscales y -entre otros puntos- señala que los ingresos crecieron un 17% mientras que la pauta de gastos aumentó un 29%.

El titular de la cartera de Hacienda no admitió abiertamente que el rojo de las cuentas alcance los $ 300 millones, aunque tampoco lo desmintió. Solamente se limitó a decir que "la situación será difícil para lo que resta del año".

"Hay una situación de deterioro que comenzó con el conflicto del campo y se profundizó con la crisis internacional. En Mendoza si bien crecen (los ingresos) no lo hacen al ritmo de lo que estaba previsto. El 5% ó 6% que se registra no alcanza para afrontar la crisis", reconoció Adrián Cerroni.

Por ello los pasos que se van a tomar estarán íntimamente ligados a los índices que día a día se vayan registrando. "Nosotros no trabajamos con simples estimaciones; eso lo hacen las consultoras. Nos guiamos por la realidad que reflejan los números", puntualizó.

Según el ministro de Hacienda, la provincia "aún no está en rojo". Pero está afirmación no quita que se produzcan "aprietos durante el segundo semestre".

Con un frente de conflicto que se agrava con el correr de los días, las alternativas que manejan en la Casa de Gobierno están orientadas al recorte de gastos de capital y también en obra pública. Al mismo tiempo apuntan las miradas hacia los ámbitos que les permita obtener dinero fresco.

Lo que está descartado por el momento es la intervención directa del Gobierno central con el envío de fondos extra. A buen entendedor pocas palabras: "Todas las provincias están igual que nosotros", graficó Adrián Cerroni.

En el transcurso de esta semana el gobernador Jaque tendrá a su disposición una carpeta con varias medidas. Entre ellas figura: el recorte de gastos de capital como primera iniciativa. "Al no haber disponibilidad de dinero, restringir el gasto en elementos que no son esenciales para el funcionamiento del Estado, es muy posible", detalló Cerroni.

De ser así, la compra de computadoras, renovación del parque automotor u otros equipamientos, deberá aguardar hasta 2010. "Esperar seis meses con la misma PC no influye en nada", ejemplificó. Dentro de este ítem también se menciona la reducción significativa en "los viáticos y telefonía".

En lo que respecta a la obra pública, "el Gobierno quiere preservar el empleo. Por eso la obra pública no se puede detener", pero se considera viable "una disminución en el ritmo de las obras". La idea que estaría desechada de plano es iniciar nuevos emprendimientos.

En análisis también se encuentra la posibilidad de tomar préstamos. En este punto "recurrir a endeudamiento (por bonos) no está pensado por el momento". Lo que no significa que no sea tenido en cuenta a futuro. En lo inmediato es mejor visto por las autoridades ministeriales acudir a empréstitos de organismos nacionales como "el banco Nación o la Anses".

Además admitió que la emisión de una cuasi moneda también integra el listado de alternativas, lo que no implica llevarla a la práctica. Para alejar los fantasmas remarcó que "hay que pensar en todo pero, para algo así, todavía estamos muy lejos y no haría falta".

Este puñado de ideas para apuntalar las cuentas del Estado en lo que resta de 2009 será remitido en esta semana. En manos de Celso Jaque recaerá la última palabra. "Más allá de todo, el que decide finalmente es el Gobernador", puntualizó Cerroni.

Dentro del paquete de gastos que mueve la aguja en sentido negativo aparece el salario de los estatales (54% del total de gastos) y los aumentos que fueron otorgados. "Indudablemente que influyen y repercutirán con más fuerza en el segundo semestre", sostuvo el ministro, aunque también aclaró que "no es eso, exclusivamente".

Por las dudas en el ámbito gremial se atajan: "El ajuste no puede ser la respuesta a la crisis. Eso ya lo vimos y fracasó", dijo Cristina Raso, del Sute.

Comentá la nota