Plan Federal Entregaron más de cien viviendas sociales en San Alejo

La adjudicación de las unidades se anticipó para evitar el vandalismo. A fin de año se asignarán otras 80 casas más. La Secretaría de Acción Social eligió a los beneficiados.
En el marco del Plan Federal de Viviendas, durante la mañana de ayer el Municipio entregó las primeras 105 casas -de un total de 189- ya adjudicadas y prácticamente terminadas, correspondientes a la primera etapa de dicho plan. Asimismo, la Provincia de Buenos Aires junto con el gobierno local tiene prevista la construcción de 250 viviendas más para el Partido.

El Plan Federal de Viviendas se desarrolla con la intervención del Instituto de la Vivienda de la Provincia de Buenos Aires, y desde las secretarias de Obras y Servicios Publicos y de Desarrollo Humano y Social.

Las casas entregadas ayer están ubicadas en el barrio San Alejo, uno de los más necesitados de la localidad cabecera del distrito, y los futuros vecinos fueron elegidos luego de una serie de estudios llevados a cabo por asistentes sociales de la Secretaría de Desarrollo Humano y Acción Social.

Ante el público que se congregó para asistir a la entrega de las llaves, el intendente Humberto Zúccaro se mostró deseoso de que los futuros frentistas "puedan disfrutarlo y convivir en paz, sueño con que juntos podamos hacer una plaza para los chicos y un jardín de infantes".

Además, expresó: "Se lo han ganado con el esfuerzo, con el trabajo y la dignidad que cada uno de ustedes debe tener. Nadie les regaló nada".

Prevención

Las casas están ubicadas en las calles Pirovano y Santo Domingo, y si bien se estima que la totalidad de las construcciones estarán listas a mediados de diciembre, la anticipación se debió a la urgencia por subsanar las necesidades habitacionales de los vecinos, evitando de esta manera que las viviendas se ocupen en forma ilegal o se produzcan hechos de vandalismo similares a los que se registraron semanas atrás, cuando se registraron roturas de vidrios y otros destrozos.

Sobre este tema, el jefe comunal señaló que "el objetivo es que por ahora las ocupen para evitar el vandalismo, ya que siempre tenemos que ser muy precavidos en estos casos. Humildemente, este intendente pide que al menos una persona se quede en cada casa, que vaya preparando todo, pero que nunca dejen la casa sola, para no tener algún tipo de problema, para darles la posibilidad de poder vivir dignamente pero también con seguridad".

A su vez, se permitió bromear indicando que "el patrón de la casa se va a tener que quedar con la vela hasta que haya luz, y la mujer por fin va a estar libre...".

Transparencia

Anunciados por la locutora oficial, de a uno fueron pasando los propietarios a registrarse en una mesa de control. Asimismo, para asegurar la transparencia, se sorteó qué vivienda le tocaba a cada una de las personas beneficiadas, a pesar de que todas las construcciones son iguales (ver recuadro).

En su discurso, el intendente Zúccaro afirmó que la elección de los beneficiarios estuvo alejada de las prácticas clientelares, al indicar: "Cuando nos propusimos esto, tuvimos una sola misión. Mucho se habla que Pilar es la cuna del federalismo, pero siempre se entregaban las casas a los clientes políticos, a los amigos o a los familiares. Queremos cambiar la historia -expresó-, que sea como tiene que ser, dejando trabajar a las asistentes sociales, porque nadie mejor que ellas sabe cuál es la realidad en todo el Partido de Pilar".

Asimismo, agregó: "No permití ni permito que me sugieran quién puede venir acá. Que se anoten como corresponde, para que de una vez por todas ustedes puedan volver a creer que las cosas se hacen así".

,6 millones

Es el monto total de la obra encarada por el Instituto de la Vivienda. Las casas están compuestas de cocina, comedor, baño y dos dormitorios, y fueron construidas por la empresa Tauro SA. A su vez, a partir de la próxima semana ya irán siendo provistas de instalación eléctrica: para contar con el servicio, los propietarios tendrán que hacer un trámite ante Edenor en forma particular.

Comentá la nota