"Hay un plan estratégico para dejar sin dinero a la ciudad"

El concejal del PJ y contador dijo que cada mes los grandes supermercados que se instalan en la ciudad se llevan unos 200 millones de pesos. Advirtió sobre el endeudamiento en que cae la enorme mayoría de ciudadanos y las consecuencias de esa circunstancia. "Se roban la plata y dejan secos a los ciudadanos", reprochó.
"En cinco o seis años cada vecino o cada institución va a estar en juicio, con los gremios en conflicto y una crisis económica tremenda en la provincia. No vamos a salir, va a quedar la ciudadanía en la calle, porque nos están robando el dinero cuando se llevan los fondos de las tarjetas de crédito y no hay nadie que esté reaccionando". El panorama desolador lo trazó el concejal Oscar Vignatti, quien insistió en la necesidad de que el municipio y la Provincia creen sociedades mixtas con los supermercados para evitar lo que aventura como una especie de apocalipsis.

Vignatti embistió ayer de manera inesperada contra los bancos y los grandes supermercados que se instalan en nuestra provincia. Lo hizo al revelar que el habitual análisis que hace del costo de la canasta familiar le da para el caso de la capital pampeana que cada familia, con auto e hijos en edad escolar, debería percibir un ingreso de 8.400 pesos para afrontar los gastos necesarios para vivir dignamente.

"No tenemos que nivelar para abajo. Esa cifra es un alerta para que los gremios pidan lo que necesita cada trabajador y profesional. Para que los obreros, los periodistas, sepan cuánto tienen que ganar para que las familias vivan dignamente. Pero en La Pampa hemos nivelado para abajo", lamentó durante una entrevista en "Plan B".

El "quiebre"

Vignatti recordó que "cuando en el año ’84 el Ministerio bajó los sueldos en un 50% se produjo el quiebre. No se ha recuperado ese monto y hoy en día tenemos una Santa Rosa acostumbrada a los muy buenos sueldos que tenía el banco, o a los que se pagaba durante el gobierno de Telleriarte, eso formó una ciudad de idiosincrasia cara. Y hoy sigue siendo una ciudad cara, con unos supermercados que han terminado de quebrar al ciudadano", acusó.

"Los grandes súper, ¿por qué vienen si no hay plata? Vienen porque la ciudad tiene 130.000 tarjetas de crédito otorgadas, si eso se multiplica por los 2.500 pesos que se otorgan de crédito, juntan entre 150 y 200 millones mensuales, y se llevan ese dinero porque cobran en efectivo", aseveró Vignatti.

"Los ciudadanos compran en cuotas y cuando se agotan las cuotas hacen ’lobby’ con los bancos, se otorgan nuevas tarjetas, se sigue gastando en cuotas, al vecino no le queda un peso en el bolsillo pero sigue gastando en cuotas. Y entonces se llevan todo el dinero de Santa Rosa y dejan el endeudamiento. Han quebrado la ciudad de Santa Rosa", afirmó.

Insistió en que "si uno va a comprar al contado hasta lo miran feo, porque lo que quieren es que vayan con la tarjeta, que ese margen de crédito se use para comprar un producto que la mayoría de las veces ni se necesita; y después otro producto, y otro y otro más. La gente anda con tres o cuatro tarjetas, ese súper que le dio las cuotas cobra al contado, se lleva el dinero, y el impuesto a los ingresos brutos lo pagan con un convenio multilateral porque la sede impositiva de todos estos grandes supermercados está en Buenos Aires, al igual que -por ejemplo- la empresa de colectivos (Plaza). Entonces nadie puede inspeccionar. Se llevan el dinero de Santa Rosa, y mientras entre los vecinos nos rompemos los cuernos, hay juicios, conflictos, el día 10 no queda un peso en la calle... El dinero está en los pagos de las tarjetas que se llevan los grandes súper".

"Se enriquecen los que tienen plata"

Vignatti continuó con su curiosa arremetida: "Se instalan en una ciudad de poco más de 100.000 habitantes, donde nos conocemos todos, ¿por qué se instalan? Por eso, porque se han otorgado indiscriminadamente tarjetas de crédito por los bancos, que también están en el lobby. Endeudan al ciudadano pampeano, endeudan al padre, al hijo, a generaciones futuras".

El concejal cree que hay una solución: "Formar sociedades de economía mixta entre el municipio o la Provincia y los supermercados. Que quede tanto dinero de ganancia en la ciudad, si no en cinco o seis años cada vecino o cada institución va a estar en juicio, con los gremios en conflicto y una crisis económica tremenda en la provincia".

"Lo que estoy diciendo -reiteró- es que las grandes cadenas ni bajan los precios, porque en Pueyrredón y Santa Fe, en Buenos Aires, la misma marca cobra un 20% más barato. Esto es un plan estratégico para dejar sin dinero a la ciudad, al presupuesto de Santa Rosa y de la Provincia. Cuando se agoten las tarjetas, en cinco o diez años, estos supermercados se van, pero nos dejaron a todos endeudados de por vida".

"Lo que hay que hacer es modificaciones, estamos con ordenanzas y leyes vetustas, cualquiera viene y hace estas maniobras que nos dejan secos...", reiteró.

"Aquí los únicos que se enriquecen son los que tienen plata, se llevan el dinero y acá nos comemos entre nosotros. Alerta a los funcionarios, a los gremios, a las cámaras de comercio...".

Comentá la nota