"Un plan estratégico es necesario para el campo"

Julio Cobos les dijo a los santiagueños que "no hay que perder las esperanzas".

La sequía, las retenciones, la crisis del mercado de la carne y el trigo, son algunas de las problemáticas que los productores de la Sociedad Rural del Sudoeste santiagueño le plantearon en una reunión al vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, durante su visita a Santiago del Estero.

"Sabemos que están transitando problemas complejos como la situación de la carne y el trigo. Obviamente me pidieron sobre el tema de las retenciones. Todos hemos coincidido en la necesidad de un plan estratégico, a largo plazo", remarcó el vicepresidente Cobos. Al respecto dijo que éste debe contemplar temas urgentes como "el de la sequía, las heladas, el granizo y también cómo ganamos y mantenemos los mercados del exterior, cómo aseguramos los precios en el mercado externo, pero liberando las exportaciones".

En este marco señaló que se seguirá "avanzando", porque "no hay que perder la esperanza y como buen ejemplo podemos mirar a Chile, Brasil y Uruguay. Esto nos alienta porque sabemos que si actuamos con sensatez, con tolerancia, con respeto y escuchando, vamos a ir encontrando las respuestas que necesita la producción y nuestro país".

El vicepresidente indicó que durante el encuentro hablaron "sobre la esperanza que tienen por el recientemente creado Ministerio de Agricultura -un viejo anhelo del sector agropecuario -y también me manifestaron la preocupación de que queden bien definidos los límites con el Ministerio de Producción, donde puede haber una injerencia de la Secretaría de Comercio Interior. Así también la redefinición del Oncca, ya que no están de acuerdo con las políticas de subsidios, que merecen ser investigados".

Repudió el ataque a Morales

Al referirse al ataque al senador Gerardo Morales, el vicepresidente resaltó: "Yo he repudiado obviamente el ataque. Es un hecho lamentable. La gente quiere vivir en paz social y las formas agresivas no ayudan a nadie. Todos los sectores tenemos que dar el ejemplo, sobre todo los que ocupamos cargos públicos. Hay que condenar este tipo de acciones, más allá de la organización de la que provenga y al sector que agreda. Es un mal proceder y hay que denostarlo". Además expresó: "No damos la imagen de un país serio. Estas acciones negativas deben llamar a la reflexión y hay que criticarlas y condenarlas".

Comentá la nota