El plan de desarme voluntario llegó a Comodoro Rivadavia

El RENAR implementa en Comodoro el plan de desarme voluntario, que a un año de vigencia ha retirado de circulación más de 100.000 armas en todo el país. La entrega de armas y municiones es anónima y no requiere registro oficial. Hay un incentivo económico de entre 100 y 450 pesos para quienes se desprendan de ellas.
Representantes del Registro Nacional de Armas (RENAR) se encuentran desde ayer en Comodoro Rivadavia abocados a la implementación local del plan nacional de desarme voluntario, que permanecerá abierto hasta el 2 de diciembre inclusive en la sede de Defensa Civil, ubicada en Viamonte y Misiones, de lunes a viernes en el horario de 8 a 14.

Juan Carlos Pulleiro, delegado inspector de la regional Patagonia para el Renar, refirió que se recepciona todo tipo de armas de fuego, incluso aquellas que se encuentran desarmadas.

"La tenencia de armas genera conflictividad en gran medida y desde el Renar no desconocemos esto; y es por eso que la ley impulsada por el ministro Aníbal Fernández pretende hacer posible que cada uno de los hogares donde existe un arma que no tiene interés de tener, con el pago de un incentivo que va desde los 100 a los 450 pesos pueda traerlas", resumió.

ALCANCES DEL PROGRAMA

En cuanto a la entrega de armas, vale destacar que pueden hacerlo todas las personas que así lo deseen, tengan o no credencial de Legítimo Usuario, sea que las armas estén registradas o no y del calibre y tipo que sean.

Además, el desarme es anónimo y voluntario. No se exigirá presentación de documento de identidad alguno, ni para la entrega del arma ni para el cobro del cheque, aunque sí se tomarán el número de serie del arma y marca, tipo y calibre con el fin de cotejar estos datos con los registros existentes y a fin de realizar un informe final de carácter público en el que conste el detalle de los materiales entregados y destruidos previsto en el artículo 11 de la Ley 26.216.

La entrega voluntaria de armas de fuego y municiones no traerá ninguna consecuencia legal para las personas que la efectúen, sean estos usuarios o no y sus armas estuvieren registradas o no.

Asimismo, los menores de edad que deseen entregar un arma pueden hacerlo, siempre acompañados por un mayor responsable.

Será recibida cualquier arma de fuego: escopetas, revólveres, pistolas, carabinas, fusiles, pistolones y sus municiones, aunque no se entregará ningún incentivo por armas de fabricación casera.

Las armas entregadas serán inmediatamente inutilizadas en los puestos de recepción por el personal especializado. Se empleará una masa de peso suficiente que aplicará a dichas armas, apoyadas e inmovilizadas sobre una placa de acero, la cantidad necesaria de impactos en sus sectores principales a fin de imposibilitar su funcionamiento posterior. Todas las armas recolectadas serán finalmente destruidas.

Para finalizar, Pulleiro recordó que el organismo nacional planifica la apertura de una delegación en Comodoro. En Chubut ya cuentan con una sede en la localidad de Trelew, que fue puesta en funcionamiento el 24 de setiembre.

Sobre el interés en una delegación local, el representante recordó que el Registro Nacional de Armas también controla lo vinculado a materiales peligrosos y explosivos, por lo que agregó que "la ley de armas hace posible que el Renar esté vinculado con el Gobierno provincial y municipal por todo el tránsito que tienen en particular las empresas petroleras que utilizan explosivos. Además, es muy importante que el registro de todas estas empresas esté adecuado en cuanto a la transportación de todos estos materiales".

Comentá la nota