Plan del Central: seguir con las tasas altas para frenar al dólar

El Gobierno tiene decidido alentar a los inversores a optar por las colocaciones en pesos. Busca así evitar que se profundice la dolarización de los ahorros. Además, esto le permite contener el precio de la divisa sin consumir reservas.

Por: Eleonora Gosman

No hay ninguna posibilidad de que bajen las tasas de interés mientras dure la tendencia a buscar refugio en el dólar". Así se lo dijeron a Clarín fuentes del Banco Central que estuvieron el fin de semana en Brasil. Y agregaron: "Cuando el barco está en el medio de la tormenta hay que timonear con firmeza y precisión para no ir a la deriva". Es una condición, dijeron, para pilotear la crisis que esta vez se originó en los países centrales. Más claramente, agregaron: "Las tasas sólo van a bajar cuando se restablezca la demanda de pesos".

El Banco Central dejó en claro este fin de semana cuál es su prioridad: mantener los depósitos en pesos para asegurar una liquidez indispensable. No hay que olvidar por otra parte, que los bancos están "fondeados" en los depósitos del sector privado. Y si estos se corren al dólar tienen un doble efecto perverso: acentúa la volatilidad de la divisas estadounidense y desprotege al sistema financiero. "Es esencial actuar con sintonía muy fina sobre la demanda de dinero para garantizar que se sostenga y eso requiere mantener atractivas las colocaciones en pesos frente a otras monedas", insistieron las fuentes.

Los funcionarios, que pasaron más de 48 horas con sus colegas de los países centrales y los emergentes, dijeron que toda la región, y la Argentina no es una excepción, registra una salida de capitales "hacia el país que originó la crisis: van a los bonos del Tesoro de Estados Unidos".Por otro lado, los argentinos aportaron sus propias peculiaridades, a saber "las cuatros crisis que hemos soportado desde octubre del año pasado: primero estalló la de las subprime, luego vino el conflicto del campo, después nos impactó la caída del Lehman Brothers (el cuarto banco norteamericano) y ahora la de las AFJP". Dijeron entonces: "Todo eso crea dolarización y tenemos que demostrar que no la vamos a permitir bajo ninguna circunstancia". Según informaciones del mercado, sólo en octubre el Banco Central habría perdido 4.000 millones de dólares de reservas, una sangría que en el año podría llegar a 16.000 millones.

-Con tasas de interés que no van a bajar ¿cómo harán para evitar que se frene la actividad? ¿El Estado tiene capacidad para aumentar el gasto?- preguntó Clarín.

-Ya hubo una expansión importante del gasto, lo que explica en parte la inflación. Lo que ahora deberá hacerse es reorientar los recursos a la inversión en infraestructura, porque genera empleo. Y en sentido, un ejemplo, es destinar a las obras públicas la masa de dinero que iba a subsidios de diversos tipos. Pero entendemos que nuestro principal enfoque anticíclico es el de seguir dando señales claras de que vamos a mantener la estabilidad financiera.Según el Central, la acumulación de reservas sigue siendo buena y existen los mecanismos necesarios para "proveer o absorber liquidez según el caso". Existe también "una regulación y una vigilancia muy estricta que vamos a mantener y que nos permitirá evitar una dolarización".

En ese contexto, el titular del BCRA, Martín Redrado, defendió ante sus colegas del G-20 que terminó en San Pablo el domingo por la noche, la decisión de Argentina de mantener sus sistema de "flotación administrada". Las fuentes del Banco Central que consultó este diario señalaron además que una consigna que domina todos sus movimientos en el mercado: "No podemos permitirnos fluctuaciones del cambio de 40% en pocos días como ha ocurrido en algunos países vecinos. Por lo tanto, los rendimientos en pesos deben ser tan atractivos como para equiparar los que podrían resultar del dólar".

Comentá la nota