Plan Canje: falta un eslabón para la recuperación de chatarra

El programa oficial prevé el desguace del electrodoméstico viejo para ser reciclado, pero los depósitos oficiales no existen. Los comerciantes no saben cómo recuperar el descuento.
El plan oficial para el canje de electrodomésticos parece emular la célebre frase de Blas Pascal: “Nada se pierde, todo se transforma”. Sin embargo, los fabricantes y comerciantes del rubro descreen que así sea.

El plan estipula que parte de los descuentos provengan de la recuperación de chatarra con el canje de viejos equipos, pero lo que no aclara es cómo.

La incertidumbre desató todo tipo de hipótesis. “Supuestamente nosotros no vemos los artefactos usados, sino que el cliente los lleva a un depósito que destina el Gobierno, donde obtiene un bono que luego traerá a los comercios”, indicó Luis Méndez, gerente de marketing de AMA Hogar. Con ese bono, precisó, las casas de electrodomésticos recuperarían cerca de 85 pesos.

Sin embargo, Luis Alcázar, titular de Saturno Hogar, entiende que es diferente: “El Gobierno dijo que iba a haber un ente que estaría ubicado en Buenos Aires adonde se llevarían las heladeras para que les saquen el gas del motor –que es tóxico–, pero cuando uno llama nos dicen que aún no está en condiciones”.

En lo único que coinciden comerciantes y fabricantes es que el depósito de chatarra –desde donde se separaría la chapa para ser reciclada en las siderúrgicas– es un misterio.

El presidente de la Cámara Argentina de Industrias de la Refrigeración y Aire Acondicionado (Cairaa), Roberto Lenzi, descartó que las heladeras nuevas se estén produciendo con chapa reciclada. “La rebaja de precios responde a un esfuerzo que hacemos todos para venderlas al precio anunciado, que es 30 por ciento inferior, no por utilizar chapa reciclada”, expresó.

En tanto, desde el Centro de Industriales Siderúrgicos indicaron que aún no recibieron el material para reciclar. Según detalló un empresario que pidió reserva, los equipos usados se van a disponer en dos centros de recolección, que todavía no operan: uno en Buenos Aires y otro en Córdoba, adonde los comerciantes los deben llevar para el desguace.

El empresario agregó que, contrariamente a las versiones oficiales que manejan los comerciantes, los electrodomésticos serían entregados sin obtener nada a cambio, ya que el importe “está incluido en el precio” que se cobra al cliente.

Soluciones provisorias. Ante la falta de precisiones, algunos comercios optan por absorber el costo y regalar, donar o desechar los equipos usados.

“Tenemos que tirar el 40 por ciento de las heladeras que recibimos porque no sirven para nada”, señaló Méndez. Del resto, algunas son donadas y cerca del 20 por ciento –sólo de las heladeras que funcionan– se logran vender como usadas.

“Nosotros hicimos un pedido a fábrica y las pusimos al precio que anunció el Gobierno, pero esto no nos da ningún retorno”, se quejó el empresario.

Otras empresas, como Saturno hogar, directamente no las reciben. “Yo estoy implementando otros planes de pagos con descuentos, he recibido 30 heladeras del plan y vendí sólo dos, pero no le pido la usada al cliente”, indicó el titular.

Recambio ecológico. Uno de los objetivos del canje de heladeras es sacar de circulación los equipos viejos para reemplazarlos por aparatos “ecológicos” de bajo consumo, pero según indicó Lenzi, precisamente ese aspecto “hace que el plan no sea tan certero”.

Es que al desecharse los motores, los circuitos de refrigeración liberan un gas tóxico (denominado gas Freón o CFC), que es nocivo para la capa de ozono.

Federico Kopta, presidente de la fundación Ambiente, Cultura y Desarrollo (Acude), subrayó que si bien el impacto del programa es positivo en cuanto a consumo de energía, “se debería incorporar un sistema de captación de estos gases para cerrar el circuito”.

Marcha del plan

En fábricas. Desde la Cámara de Industrias de la Refrigeración y Aire Acondicionado indicaron que se están fabricando 10 mil heladeras por mes. El Gobierno estipula que se vendan 100 mil.

Lavarropas. La fábrica cordobesa Alladio retomó sus actividades el 2 de febrero, por lo que se prevé que los modelos estén en el mercado recién a partir de esta semana.

Comentá la nota